Réquiem por un gigante de la fotografía

“Hemos dedicado recursos de todo tipo para acoger su obra con la dignidad que merecía”

Carlos Pérez Siquier ofrece explicaciones sobre su obra en el museo con su nombre en Olula del Río.
Carlos Pérez Siquier ofrece explicaciones sobre su obra en el museo con su nombre en Olula del Río. La Voz

Al conocer el fallecimiento del Carlos Pérez Siquier, se apaga en mi cabeza una vela de esperanza que tenía encendida desde hace unos días. Fue este pasado sábado, a la puerta del edificio inaugurado el día 6 de septiembre, justo donde se une el Centro que lleva su nombre desde el año 2018, al nuevo edificio recién terminado, donde me informó Andrés García Ibáñez del internamiento hospitalario de Carlos. Durante la audición del magnífico concierto de la OCAL en esa inigualable plaza de Ciudad de la Cultura en Olula del Rio, no pude evitar pensar en el pobre Carlos en varios momentos del concierto, en los que la quinta sinfonía de Beethoven nos conmocionó a los presentes. 


Se acaba la vida física de este gran almeriense, un caballero de la fotografía, y esto es así porque como él decía en un precioso trabajo sobre las sombras, él mismo ha dejado de ver su sombra. Sin embargo, nos queda a los que aquí seguimos vivos, la estela de su arte fotográfico, amplio, diverso y de una belleza estética marcada por la sobriedad elegante, exenta de artificios.


En estos próximos días y durante mucho tiempo, podremos volver a leer reconocimientos más técnicos de lo que ha supuesto su obra, por parte de críticos en el mundo de la fotografía. Todo lo que he leído sobre la obra de Carlos P. Siquier me ha parecido siempre muy elogioso hacia su trayectoria, pero jamás he visto nada que fuera halago por el halago, y mira que su bonhomía se lo merecía. No es casualidad que recibiera tantos años atrás ese más que merecido Premio Nacional de Fotografía, orgullo sin duda para todos los almerienses, como un gran patrimonio de nuestra cultura que lo era y será para siempre.



Desde la Fundación de Arte Ibañez Cosentino tendremos un agradecimiento infinito con Carlos por la confianza que depositó en nosotros, y muy especialmente con Andrés García Ibáñez. Para mi era emocionante percibir el cariño sincero y admirativo que sentían Carlos y Andrés, y es por esto que hemos dedicado lo mejor de nuestro tiempo y los recursos de todo tipo para acoger la obra de Carlos con la dignidad que merecía; es por esto que en Olula del Rio está el Centro que lleva su nombre, único museo en España dedicado a la obra de un fotógrafo, pero qué fotógrafo!


El trabajo de digitalización de los archivos personales de Carlos realizados en los últimos dos años, así como las excelsas publicaciones producidas desde la Fundación de Arte Ibañez Cosentino, con 'La Chanca en blanco y negro', y 'La Chanca en Color', ha permitido recuperar un testimonio histórico de fina ejecución a partir de lo que en su momento vieron los ojos de Pérez Siquier al otro lado de sus míticas cámaras fotográficas, las cuales están expuestas en una vitrina del Centro que lleva su nombre y que son como las armas de un guerrero, con las que miró muchas décadas de la historia de Almería y de España. 



Descansa en paz, querido Carlos. Desde tu centro, en el corazón del Almanzora, velaremos por tu memoria que siempre nos acompañará.


---


Santiago Alfonso es Patrono Fundación de Arte Ibáñez Cosentino.


Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/5/vivir/221917/requiem-por-un-gigante-de-la-fotografia

 

Temas relacionados
Carlos Pérez Siquier Cultura Fotografía

para ti

en destaque