“Quiero remover al espectador y que mis verdades conecten con las suyas”

Cuando se cumplen 20 años de su debut en el Auditorio, el bailaor vuelve con un montaje íntimo

Julio vuelve al Maestro Padilla 20 años después de su primera actuación allí y con su propuesta más personal (Foto: Rogelio Cano).
Julio vuelve al Maestro Padilla 20 años después de su primera actuación allí y con su propuesta más personal (Foto: Rogelio Cano).

El azul es el color en el que se mezclan el cielo y el mar de Almería. Es el color de la infancia de Machado y el de la mirada, a veces melancólica y otras llena de ironía, del fotógrafo Carlos Pérez Siquier. Y, desde ahora, es también escudo y salvavidas. Precisamente algunos de los significados que tiene el azul para el bailaor almeriense Julio Ruiz.

‘Azul como la piel de melocotón’ es el título de la propuesta personalísima que el artista estrena este viernes 11 de junio, a las 20.30 horas, en el Auditorio Maestro Padilla de la capital. Un montaje con guion y dirección de Ernesto Artillo que nace de una idea original de Julio que tiene que ver con la certeza de que a veces tenemos que desaprender para aprender de nuevo.

Para entender la naturaleza misma de este espectáculo hay que viajar al inicio de la pandemia y ponerse en la piel de un bailaor que tenía la vida hecha en Madrid y que, de la noche a la mañana, se vio de nuevo en Roquetas en su habitación de toda la vida de la casa de sus padres. “Ahí empezó todo, la cuarentena ha sido dificilísima”, confiesa a LA VOZ.




Aunque Ruiz no sentía aún la necesidad de expresarse, ya que había presentado otro montaje, ‘Bula’, hacía no tanto tiempo, su paso por un taller de Ernesto Artillo, creador afincado en Almería, lo cambió todo. “Durante esas sesiones, Ernesto detectó que me pasaba algo con el azul, que desde pequeño ha sido mi color favorito pero que luego ha representado otras cosas: escudo, salvavidas, un camino que me ayudaba a llegar a otro sitio”, expresa.

En esta propuesta personalísima, el artista almeriense lleva a cabo una catarsis con el color azul como hilo conductor (Foto: Ernesto Artillo).
En esta propuesta personalísima, el artista almeriense lleva a cabo una catarsis con el color azul como hilo conductor (Foto: Ernesto Artillo).


En ‘Azul como la piel del melocotón’, el bailaor rompe con lo establecido, con lo que se supone que tiene que ser, tanto a nivel de creencias como de movimientos. Esa catarsis es el resultado de un proceso en el que ha tenido más presentes que nunca a los que han sido sus maestros, de Farruquito a Eva Yerbabuena, pasando por Daniel Doña y Rubén Olmo. “Las personas a las que admiro han sido, más que nunca, fuente de inspiración”, alega.

“Tengo 27 años y me encuentro en un momento de crearme a mí mismo, de definirme como persona, ya sé lo que quiero y lo que no. Y yo hablo de un color, pero el azul que veo es distinto al tuyo”, subraya.




Un estreno y un aniversario
Tras un intenso trabajo de meses, el Auditorio Maestro Padilla -donde Julio actuó por primera vez hace veinte años- vivirá el estreno absoluto de este espectáculo autobiográfico e intimísimo en unos tiempos convulsos para la cultura, pero con la seguridad de que “compensa desde el punto de vista emocional y artístico”. “Nuestra necesidad es la de crear y compartir, no la de ganar dinero”.





La propuesta cuenta con la creación musical de Antonio Campos, Cristo Heredia, David Caro, Andrea D’Avila y Víctor Guadiana. De momento, los nervios se mantienen a raya y predomina una ilusión que recuerda a la de aquellos primeros bailes de Julio, quien debutó a los cinco años en un hotel de Roquetas. También a su paso por programas de la época como el mítico ‘Veo, veo’, donde se sentía feliz al comprobar que, al contrario de lo que sucedía en su tierra, no era el único niño que bailaba.

“Lo del viernes es especial porque se trata de la primera vez que he creado algo de la nada, porque siempre había estado debajo de un palo flamenco y esto es distinto; mi intención es que sea toda una experiencia, remover al espectador y que mis verdades conecten con las suyas”, manifiesta.

Las entradas están a la venta a través de los canales habituales del Área de Cultura del Ayuntamiento de la capital -taquilla municipal, en el hall del Teatro Apolo, y la web https://almeriaculturaentradas.es- y su precio oscila entre los 12 y los 18 euros en función de la ubicación. La propuesta, como todas las de la programación, cumple de forma escrupulosa la normativa anticovid.

Cartel diseñado por Ernesto Artillo, director y guionista de un montaje que estará lleno de sorpresas.
Cartel diseñado por Ernesto Artillo, director y guionista de un montaje que estará lleno de sorpresas.



 

Temas relacionados
Flamenco Cultura Auditorio Maestro Padilla Roquetas de Mar

para ti

en destaque