El cuadro del centenario de la Legión: un regalo para Viator

José María Sánchez, legionario de honor y capellán auxiliar, dona un retrato del rey

Donación del retrato del rey, Felipe VI.
Donación del retrato del rey, Felipe VI.

A finales del pasado mes de septiembre, Felipe VI venía hasta Viator para honrar a la Legión en su centenario fundacional. Desde entonces y para siempre, el rey de España se quedará en la Base Álvarez de Sotomayor gracias a una especial donación.


José María Sánchez García, Legionario de Honor y capellán auxiliar de la base, ha regalado a la Legión con motivo de su centenario fundacional un retrato de Felipe VI que se quedará para siempre en el acuartelamiento de la Brigada Rey Alfonxo XIII.


Se trata de un retrato hecho por el pintor jienense Felipe Herreros Rodero en el que el capitán general Borbón aparece vestido con el uniforme del Ejército de Tierra y, junto a él, dos escenas: el traslado del Santísimo Cristo de la Buena Muerte a hombros de legionarios y, por otra parte, el edificio del Cuartel General de la Base Álvarez de Sotomayor de Viator.



Retrato del rey, Felipe VI.
Retrato del rey, Felipe VI.


El retrato está pintado con la técnica de óleo sobre lino en un formato de 170x130 centímetros.



Descripción

La descripción de la obra dice así: "En la obra, el Rey se presenta solemne, transmitiendo autoridad y realeza, a la par que la nobleza de su personalidad. Tratado con hiperrealismo y mímesis en la pincelada, destacan la rotundez de las manos y el rostro, el cual, habiendo utilizado la anarkasis sostiene permanentemente su mirada ante quien lo contempla. Tras él y favoreciendo el primer plano de la figura, envuelve una atmósfera en tonos carmesí y rojizos, en alusión a las tonalidades de la bandera real y la sangre derramada de los legionarios. Emerge en el lado diestro el edificio del Cuartel General de la Base “Álvarez de Sotomayor”, tratado de modo fugaz pero reflejando la arquitectura de su fachada. En el lado opuesto se presenta la escena de los legionarios portando a su Protector, el Stmo. Cristo de la Buena Muerte, de quien surge la luz de la vida que inunda ese lado del cuadro. Timbran la composición el escudo de la Legión Española y las Armas Reales".


La obra fue entregada al general Marcos Llago el pasado 9 de octubre, en un acto en el que se hizo entrega a José María Sánchez de un recuerdo de este centenario legionario que ha dejado un regalo en Viator: un retrato de Felipe VI "que ocupará un lugar preferente en la Base".

 

Temas relacionados
Legión

para ti

en destaque