Seis iniciativas culturales que transforman Almería

Proyectos artísticos privados que contribuyen a mejorar su entorno

La Big Bandarax durante un concierto en la sala de Oliveros.
La Big Bandarax durante un concierto en la sala de Oliveros. La Voz

El poder transformador de la cultura va más allá de su capacidad para remover por dentro a un individuo y enriquecerlo hasta el punto de afilar su capacidad crítica y ensanchar valores como la tolerancia. Las artes también pueden servir de palanca para mejorar el entorno y en Almería existen ejemplos de iniciativas privadas que no solo despiertan conciencias y complementan la programación oficial, sino que han contribuido a dinamizar las zonas donde se ubican.


El Teatro Cervantes


El Cervantes en la Costa de Almería Fashion Week, celebrada este verano.
El Cervantes en la Costa de Almería Fashion Week, celebrada este verano.La Voz

En el mismo Paseo de Almería, el Teatro Cervantes ha revitalizado el centro de la ciudad los fines de semana. Todavía no se cumplen cuatro años desde que Kuver Producciones tomó las riendas de su gestión, pero el entorno del espacio ya ha notado cómo los días de espectáculo o evento aumenta la actividad. Con 200 propuestas anuales y una media de público bastante alta, los clientes potenciales crecen de forma exponencial. “Parking, cafeterías, bares, locales de copas, taxis... todos salen beneficiados”, sostiene su gerente, Curro Verdegay.


Las Dulces Tardes Poéticas


Lleno en el sótano de La Dulce Alianza durante un recital de su ciclo poético.
Lleno en el sótano de La Dulce Alianza durante un recital de su ciclo poético.La Voz

Un poco más arriba, antes de llegar a Puerta de Purchena, La Dulce Alianza “devuelve a la sociedad almeriense lo que esta ha hecho por esta pastelería histórica”. Según el coordinador de su actividad ‘Las Dulces Tardes Poéticas’, Aníbal García, cada vez son más las personas que se acercan hasta el centro de la capital desde los pueblos y las ciudades limítrofes a disfrutar de este ciclo literario y cada vez más los que en España saben que “aquí está pasando algo grande cada mes gracias al boca a boca de los poetas y los músicos invitados”. “Quiero pensar que se está gestando el embrión de un futuro turismo cultural y que nosotros estamos teniendo algo que ver en ello”, expresa a LA VOZ.


La Escuela Municipal de Música y Artes de Almería (EMMA)


Fiesta swing celebrada en la Escuela Municipal de Música y Artes de Almería (EMMA).
Fiesta swing celebrada en la Escuela Municipal de Música y Artes de Almería (EMMA).La Voz

Sin salir del centro, en la Rambla Obispo Orberá, la Escuela Municipal de Música y Artes de Almería (EMMA) se ha ido transformando de un proyecto eminentemente formativo a un espacio con una programación propia que si bien no llega a ser estable, sí anima la zona los fines de semana con propuestas como el Ciclo de Teatro de Autores Almerienses, tal y como confirma María G. Alarcón, su responsable de comunicación.


La sala Clasijazz


Taller inclusivo en Clasijazz.
Taller inclusivo en Clasijazz.La Voz

Eso por no hablar del cambio que ha experimentado Oliveros gracias a la sala Clasijazz. Lo que era una zona de oficinas con actividad matinal se ha convertido en un ir y venir de niños que van a conocer las instalaciones y asisten a conciertos didácticos y de músicos y público que “dan vida a los bares y a los parques de alrededor”. “Nuestro objetivo ahora es que lo que se está viviendo en el sótano de Clasijazz se lleve a los diferentes barrios de Almería para que vean la vida que pueden conseguir con el jazz y el swing”, confiesa el alma máter el proyecto, Pablo Mazuecos.


La Oficina Producciones Culturales


Asistentes a una charla sobre fotografía en La Oficina.
Asistentes a una charla sobre fotografía en La Oficina.La Voz

Ya en el casco histórico, en la calle Las Tiendas, La Oficina Producciones Culturales contribuye a que el barrio “esté vivo y genere ilusión en sus habitantes y estos a su vez sumen experiencias e iniciativas para que el lugar donde viven sea más amable y habitable”, valora uno de sus artífices, Carlos J. Vives. “Nos alegra formar parte de esa revitalización y haber sumado diversidad al barrio”, añade.


La Guajira


Recital de poesía y música celebrado en la terraza de La Guajira.
Recital de poesía y música celebrado en la terraza de La Guajira.La Voz

Por último, a los pies de La Alcazaba, la Asociación Socio-Cultural La Guajira ha hecho posible lo imposible: que el almeriense medio pase de la calle La Reina y entre en una zona “muy denostada”, oficialmente el casco histórico, pero en la práctica Pescadería-La Chanca. Según su presidente, Jesús Gómez, en siete años suman unos 20.000 socios: “Poco a poco se compran casas y se alquila más en la zona y estamos orgullosos; la cultura al final puede transformar un barrio y un país. Y vamos a seguir trabajando”.

 

más leídas

últimas de Vivir

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería