El Festival de Jazz de Almería regresa a ralentí

Será del 6 al 14 de septiembre en el Doña Pakyta con Jorge Pardo y Paco Rivas como artistas

Jorge Pardo actuará como solista invitado de Combo Clasijazz Ensemble.
Jorge Pardo actuará como solista invitado de Combo Clasijazz Ensemble. La Voz

La recuperación del Festival de Jazz de Almería después de tres años en blanco figuraba entre los compromisos electorales de Ramón Fernández-Pacheco si era reelegido alcalde de la capital. Y en efecto la cita musical vuelve: será del viernes 6 al sábado 14 de septiembre en una nueva ubicación, el Museo de Arte Doña Pakyta; de ahí que incorpore el subtítulo ‘Museum Summer’. Sin embargo, la programación dista mucho estar a la altura de sus mejores años, por lo que podría definirse como un regreso a ralentí.


El guitarrista Paco Rivas y el saxofonista Jorge Pardo abren el cartel de una edición de la que poco más se puede contar. Cierto es que ambos músicos atesoran méritos de sobra, también que el hecho de prodigarse tanto por su tierra -la de adopción en el caso del Pardo- hace que se eche de menos alguna figura internacional que dé consistencia y aporte excepcionalidad a la programación.


Paco Rivas viene con Ole Swing (sábado 7), formación con la que tiende puentes  entre manifestaciones de la música española como la copla, el mundo clásico y el folclore y el jazz gitano, conocido como gypsy jazz, gypsy swing o jazz manouche, un estilo nacido en Francia en los años 30. Mientras, Jorge Pardo (sábado 14) actúa como solista invitado de Combo Clasijazz Ensemble, esto es, el colectivo que lidera Pablo Mazuecos.


Ambos ofrecerán sendas clases magistrales los días de sus respectivos conciertos, Rivas en el Museo de la Guitarra Antonio de Torres y Pardo en la Sala Clasijazz.


Aparte de ellos, la programación se nutre de lo que viene siendo el movimiento cultural que rodea a Clasijazz: de sus niños a través de ‘Jazz Kids’ (viernes 6), una combinación entre la Big Bandarax y otras formaciones nacidas en la provincia al calor del proyecto, y ‘Combo latino’ (viernes 13), surgido en este mismo contexto.


“Estamos contentos por poder retomar el festival, que esperamos con ganas que en próximas ediciones vaya en aumento, pondremos nuestro granito de arena para que así sea”, valora a LA VOZ un siempre optimista Pablo Mazuecos, alma de Clasijazz.


Lo cierto es que para ser un festival de jazz con solera, y pese haber perdido su carácter internacional, el cartel con el que regresa palidece un poco ante el peso de algunos de los nombres que han pasado por la Sala Clasijazz en el último año.


Intrahistoria
El Festival de Jazz de Almería es uno de los más antiguos de España. Su origen se remonta a 1984. En tres décadas de vida ha recibido a figuras como Albert Collins, Chano Domínguez, Chick Corea, Tomatito, Michel Camilo, Dizzy Gillespie, Ornett Coleman, Herbie Mann y Jorge Pardo. La cita desapareció de la programación del Ayuntamiento de la capital en 2016 tras 26 ediciones alternando su celebración en primavera y otoño con algún año en blanco.


El pasado mes de febrero, el alcalde aseguraba que el gran impulso adquirido por “el movimiento cultural de Clasijazz ha creado el caldo de cultivo adecuado para volver a retomar el Festival de Jazz de la Ciudad de Almería, para hacerlo más atractivo, abierto a todos y, desde la  profesionalidad, rescatarlo como la gran apuesta cultural que es”.


Por su parte, el asesor general de Cultura del Ayuntamiento de la capital, José Vélez, afirmaba en una entrevista en marzo que la idea era “compaginar a grandes artistas con la base que hay aquí”.

 

más leídas

últimas de Vivir

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería