Carmen y Laura Pacheco: “Las divas de diván son personajes dignos de estudio”

Las hermanas Pacheco han sabido crear un estilo propio. Acaba de ver la luz su último proyecto

Carmen y Laura Pacheco hacen gala de su gran complicidad.
Carmen y Laura Pacheco hacen gala de su gran complicidad. La Voz

Las hermanas Carmen y Laura Pacheco han sabido crear un estilo propio. Sus historias están marcadas por un sentido del humor naíf y con mucha clase. Su último proyecto juntas es el libro ‘Divas de diván’ (¡Caramba!), una recopilación de su serie para ‘S Moda’ -suplemento del diario ‘El País’- con material inédito.


Las 125 páginas de ‘Divas de diván’ son la búsqueda de una definición: qué significa realmente serlo. Sin ánimo de hacer spoilers, ¿cómo las describirían al lector que no conozca a estos personajes del suplemento ‘S Moda’?
Carmen: Son mujeres ricas, excéntricas, maniáticas, divertidas y, por supuesto, muy divas. Son personajes cómicos que nos sirven para parodiar actitudes y rendir un homenaje a esos otros personajes femeninos del cine clásico y las novelas que nos han enamorado desde siempre.

Por su estética, las divas de diván parecen sacadas de entre los felices años 20 y hasta la década de los 40. Sin embargo, en una paradoja temporal, en el libro las vemos coquetear con las redes sociales. ¿Qué pretendían mostrar?

Carmen: El universo de divas de diván juega mucho a mezclar épocas. Como ellas dicen, son mujeres que “trascienden el tiempo”. Nos hacía gracia imaginar cómo esas divas clásicas se adaptarían a la vida de ahora y a las redes sociales, donde hay que esforzarse mucho por conseguir la atención a la que ellas están acostumbradas.
Laura: Nos hacía mucha gracia también el surrealismo de que las divas estén por encima del tiempo y del espacio y charlen y queden entre ellas, aunque pertenezcan a décadas distintas.

¿Qué porcentaje del libro es material inédito y cómo han logrado conferirle una unidad?

Laura: Algo más de un tercio de las tiras son nuevas. Además de los textos e ilustraciones que aparecen en cada capítulo. Las tiras más antiguas tienen ya siete años y desde entonces he cambiado mi estilo de dibujo y mi proceso de trabajo varias veces. Algunas he tenido que redibujarlas, porque estaban hechas a lápiz y decidí rotular a mano todas, para darles unidad. Antes entintaba con tinta china y ahora lo hago todo digital, así que he tenido que usar unos pinceles digitales que imiten la aguada de la tinta para dar la sombra.


Desde que nos planteamos hacer un recopilatorio de divas, la unidad estética era lo que más me preocupaba. Ha sido un trabajo infernal, pero creo que al final lo hemos conseguido.




La obra aporta originales gráficos científicos que contribuyen a ilustrar cómo reaccionaría una de vuestras divas ante determinadas situaciones. ¿Qué ejercicio han de hacer las hermanas Pacheco para pensar como ellas y ponerse en su piel?

Laura: Desde luego las divas son dignas de estudio y eso es exactamente en lo que se han convertido para el libro. Nos parecía muy divertido usar estos gráficos para contrastar el comportamiento de una diva con el de una persona normal, así que hemos usado gráficos que estamos acostumbrados a ver y les hemos dado un giro.

El contenido del bolso de una diva desvela su personalidad: hay esqueletos de perros, dinero para fianzas o una lista con el nombre y el orden de sus ex. Aun habiendo similitudes entre ellas, existen diferencias. ¿En el siglo XXI, serían un grupo tipo ‘Sexo en Nueva York’ en el que cada amiga desempeña un rol?
Carmen: ‘Sexo en Nueva York’ no es para nada uno de nuestros referentes, pero podría parecerse en el sentido de que son un grupo de mujeres con mucha personalidad, que encarnan diferentes actitudes ante la vida. Se supone que el libro es su proyecto y tienen que ponerse de acuerdo para escribirlo. Nos hacía mucha gracia explorar el tipo de relación explosiva que podría darse entre personajes tan distintos y con tanto ego.

En un ejercicio metaliterario, las divas han escrito el libro a propuesta de Linda aunque en realidad se pasan todo el volumen intercambiando notitas en las que escurren el bulto. ¿Son las hermanas Pacheco las grandes damnificadas a las que les ha tocado ejercer de ‘negras literarias’?

Laura: La cosa estaba entre nosotras y unos mayordomos. Nos encanta el concepto ‘metaliterario’ y desde el principio teníamos muy claro que queríamos mostrar a las divas muy conscientes de lo que es el libro y hacerlas responsables de él. Por eso el juego de las notas y algunos detalles como el de la diva que da la bienvenida o se queda atrapada en la costura del libro.

¿Cómo han gestionado el proceso creativo entre las dos?
Laura: Mi hermana se encarga del guión y yo de las ilustraciones. A veces le propongo alguna variación en los textos y ella me hace de directora de arte, pero en general no intercambiamos estos papeles. Vivimos en ciudades distintas, pero estamos en constante contacto por internet. Ella me envía los guiones por escrito y yo me los imagino según los voy leyendo. Hago un boceto rápido y entonces ella se puede imaginar cómo va a quedar. Ahora es un proceso rapidísimo, pero siete años atrás fue lento y complicado. Yo aún no tenía desarrollado un estilo que encajara con la expresividad y humor de las divas y me pasaba mucho tiempo documentándome sobre la ropa y los peinados. Ahora las dos lo tenemos más interiorizado y desde que mi hermana tiene la idea ya podemos imaginarnos el resultado.

Ejemplar de ‘Divas de diván’, volumen que acaban de publicar con el sello ¡Caramba! de la editorial Astiberri.
Ejemplar de ‘Divas de diván’, volumen que acaban de publicar con el sello ¡Caramba! de la editorial Astiberri.La Voz




¿Las hermanas Pacheco sueñan con convertirse en una diva de diván?
Carmen y Laura: Al final del libro hay un autorretrato que define perfectamente nuestro papel en este libro. Y no, no es el de diva.

¿Cómo empezaría la lista de consejos para convertirse en una de ellas?
Carmen: No sé si es posible convertirse en una diva de diván solo con pretenderlo, pero sí se puede aprender mucho de ellas. Por ejemplo, a tener confianza en una misma, aprender a aceptar los halagos y no prestar tanta atención a las críticas, perder un poco el sentido del ridículo y disfrutar de la vida todo lo posible sin miedo al qué dirán.

Como si fuera un objeto digno de una diva, el libro brilla. ¿Es acaso el regalo perfecto para esta Navidad?
Carmen: Lo es. Lo hemos visto colocado incluso como adorno del árbol y queda genial.
Laura: Como objeto que brilla es el regalo perfecto para cualquier ocasión.

Las hermanas Pacheco tienen en común el talento y el sentido del humor.
Las hermanas Pacheco tienen en común el talento y el sentido del humor.La Voz


Unidas por el talento y el sentido del humor

Carmen Pacheco (Almería, 1980) trabaja como consultora creativa y es autora de cómic y novela. Ha publicado cuatro títulos para el público infantil (‘Misterioso Asesinato en Oz’, ‘Tres veces la mujer de gris’, ‘En el corazón del sueño’ y ‘La verdad sobre la Vieja Carola’, este último ilustrado por su hermana Laura) y ‘Todo lo posible’, para el público adulto. Como articulista, ha mantenido secciones fijas en medios como ‘S Moda’, ‘Verne’ y ‘Vanity Fair’.


Laura Pacheco (Almería, 1984) es ilustradora e historietista. Es autora del cómic de acción y aventuras ‘Señor Pacheco: Agente secreto’ y de ‘Problemas del primer mundo’, una recopilación de la serie publicada en la edición digital del suplemento ‘S Moda’ del diario ‘El País’.


Juntas han publicado ‘Let’s Pacheco! Una semana en familia’, su primer cómic en papel, ‘Troll Corporation’ y, ahora, ‘Divas de diván’, publicada originalmente en ‘S Moda’ de ‘El País’ y recopiladas ahora en un tomo por ¡Caramba!.


 

más leídas

últimas de Vivir

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.