Eterna Sophia Loren: ayer, hoy, mañana y siempre

La actriz italiana recogió anoche en el Maestro Padilla el premio Almería, Tierra de Cine

Sophia Loren, elegantísima con su premio Almería, Tierra de Cine.
Sophia Loren, elegantísima con su premio Almería, Tierra de Cine.
Evaristo Martínez
01:00 • 19 nov. 2017

Sophia Loren solo ha necesitado un día para enamorar a Almería otra vez. Ya lo hizo en 1971, cuando rodó por estas tierras, durante algo más de una semana, secuencias de ‘Blanco, rojo y...’, de Alberto Lattuada. Y ayer volvió a despertar pasiones, a levantar gritos de admiración, a derretir algún que otro corazón y a congregar a cientos de personas, como cuando aquella mañana de septiembre rodó en el barrio de Regiones. Han pasado casi cinco décadas pero las sensaciones al ver de cerca, y hasta tocar, a esta gran dama del cine son las mismas, solo que ahora hay un móvil a cada paso capaz de expandir la electricidad del momento desde la esquina del Cervantes hasta el mismísimo corazón de Los Ángeles. 


Ese reencuentro entre Loren y la tierra del indalo tuvo su culmen anoche con la entrega del premio homenaje Almería, Tierra de Cine en la gala de clausura del XVI Festival Internacional de Cine de Almería, celebrada en un Auditorio Maestro Padilla sin una butaca libre.


“Estoy muy emocionada”, expresó tras recoger el galardón, en una breve intervención, la ganadora de un Óscar por ‘Dos mujeres’, posiblemente el ‘Tierra de Cine’ más apabullante que jamás haya pisado el Festival.




Fue el final de un intenso sábado que comenzó con la actriz llegando a la Diputación para ofrecer una rueda de prensa antes de descubrir su nombre en el Paseo de las Estrellas. 


“La llama del cine en Almería nunca se ha apagado. Pero faltaba algo para darle más fuerza: tu presencia aquí”, expresó Gabriel Amat, presidente de la institución provincial, quien acompañó en todo momento a la actriz, al igual que Ramón Fernández-Pacheco, alcalde de Almería. “Sophia Loren es una actriz europea de proyección mundial que ha brillado y sigue haciéndolo sobre la alfombra roja de todo el mundo”, manifestó el primer edil. 




Por su parte, Enrique Iznaola, director del Festival, recordó que la protagonista de cintas como ‘Ayer, hoy y mañana’, ‘Matrimonio a la italiana’ y ‘Una jornada particular’ es una “estrella imprescindible del Hollywood clásico”, además de “una de las grandes leyendas” de la pantalla, que ha trabajado con “los mejores de Estados Unidos y Europa”, en referencia a su carrera, en la que trabajó para directores como Anthony Mann, Vittorio De Sica, Stanley Donen, Ettore Scola, Charles Chaplin y Robert Altman y al lado de actores como Charlton Heston, Anthony Quinn, Anthony Perkins, Peter O’Toole y, sobre todo, Marcello Mastroianni, su amigo del alma, con quien trabajó en doce películas que crearon una de las parejas más icónicas del celuloide.


Una vida en imágenes
Tras la proyección de un vídeo con una selección de imágenes de su filmografía (“¡Cuánto he trabajado durante toda mi vida!”, exclamó tras verlo), la actriz -una voz propia y poderosa en la industria, capaz de haberse ganado el respeto de la profesión, del público y de la crítica- confesó que no existe una “receta” para haberlo conseguido. “Nunca estudié interpretación, era una cuestión de sentir o no lo que hacía. Si algo no me iba mucho, no lo hacía; hablaba con el autor y se lo decía”.




Por ejemplo, confesó que el western es un género que nunca le llamó la atención como sí lo hacía un “cine social”, citando obras como ‘Dos hermanas’. “Aunque Sergio Leone era un cineasta extraordinario, creo que nunca hubiera encajado en su cine”, contestó al preguntarse sobre si alguna vez tuvo la ocasión de trabajar con uno de los directores que más contribuyó a difundir la imagen de Almería como escenario cinematográfico.


Asimismo, recordó su primer rodaje en España, ‘Orgullo y pasión’, dirigida por Stanley Kramer y en la que trabajó al lado de Cary Grant y Frank Sinatra. “No sabía ni una palabra en inglés, solo hablaba napolitano”, afirmó con un cálido sentido del humor que desplegó a lo largo de toda la jornada. “Pero como todos los napolitanos, cuando encontramos una dificultad, salimos adelante”.


Loren también tuvo palabras para los centenares de personas que la recibieron para verla inaugurar su estrella, coreando su nombre y llamándola guapa. “Me gustaría hablar con cada uno pero tardaríamos demasiado y no acabaría hasta mañana”, bromeó, antes de desear “mucha suerte” para los “hijos y nietos” de los presentes. Hijos y nietos que algún día escucharán historias de una mujer llamada Sophia Loren: eterna ayer, hoy, mañana y siempre.


Recuerdos de Lola Flores con Elena Furiase
La rueda de prensa estuvo conducida por el periodista de TVE Jota Abril, encargado de trasladar a Sophia Loren algunas de las cuestiones planteadas antes por los medios asistentes. Entre el público se encontraba la actriz Elena Furiase, nieta de Lola Flores, quien le recordó la amistad que compartieron durante sus rodajes en España y se acercó a la mesa para enseñarle una foto de ambas en una fiesta. “Eres bellísima, te pareces a ella”, le dijo la protagonista de ‘Arabesco’.


De belleza habló además Loren aunque sin dar pistas. “Si es un secreto permanece en secreto”, sentenció con una sonrisa. Sí aseguró que lo lleva en los genes, ya que su madre, Romilda Villan, era guapísima. “Ella era una gran ‘Greta Garbo’ y yo soy Sophia Loren”, expresó.



Temas relacionados

para ti

en destaque