La Plaza de la Constitución despidió la Feria con el estallido sonoro de Obús

La banda desplegó todo su poderío metálico en una noche que tuvo mensajes de paz

La Voz 19:06 • 28 ago. 2022

Cuarenta años en escena y con la furia y la contundencia del primer día. Obús, la legendaria banda liderada por Fortu Sánchez a la voz y Paco Laguna a la guitarra, tomó anoche a lo grande la Plaza de la Constitución de la capital para descerrajar lo más clásico de su repertorio en lo que fue una vía más para clausurar la Feria de este año, que se sumaba a las opciones de Estopa, fuegos artificiales, victoria de la Unión Deportiva Almería…


Los seguidores de la banda se resarcieron así, gracias a la rápida actuación del Área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Almería, de la cancelación del concierto que estaba previsto para el jueves y junto a Barón Rojo. “Fortu es ya un almeriense más y no podíamos dejar pasar la oportunidad de verles actuar en esta Feria”, comentó en el escenario el concejal Diego Cruz a modo de bienvenida.


La locomotora Obús arrancó con una declaración de intenciones, ‘Necesito Más’, un canto que bien vale para declaración de amor a la música como para otros asuntos más lúbricos. Siguiendo por los vicios arquetípicos del rock and roll, ‘La Raya’ y su irónica letra demostraba que el concierto iba a ser festivo de principio a fin. En un vertiginoso arranque y con un sonido potente, llegarían también ‘El Que Más’ y su aire de cine kinki y ‘Te Visitará La Muerte’, uno de los temas más heavies del repertorio con ese fraseo tan afilado como la guadaña de la blanca dama. Pero si alguien conoce a Obús sabe que se pueden arrugar los rostros pero no la actitud de desafío y con ese talante llegó el ‘Que Te Jodan’ reafirmador de principios.



Un embajador en la provincia

Cada más comunicativo, Fortu recordó a los presentes que lleva viviendo más de nueve años en Almería, enamorado de su luz, su gente y la forma de ser. Un embajador rockero de la provincia y la capital. Un discurso que le valió para presentar la canción que, como ese ‘Velocidad’ de Medina Azahara, rinde honores a la carretera con ‘Autopista’. “Siempre que llega este momento en los conciertos digo: vengo desde Almería, he llenado el depósito con lo que eso conlleva de dinero. Pero ahora, ¡estoy jugando en casa!”, bromeó. También habría instantes para brindar por los ausentes, como su amigo Toñín, muy querido en Aguadulce, antes de ‘Juego Sucio’, otra de las que ajusta cuentas a los traidores del rock.



Si ‘Autopista’ tenía vigencia por los precios del combustible, lo mismo ocurre con ‘Pesadilla Nuclear’, germen del speed metal en España. “Cuando la compusimos estábamos en plena Guerra Fría y ahora seguimos teniendo guerras, como la de Ucrania”, comentaba Fortu. Para ahuyentar malos rollos, jugueteó con el público en ‘Dinero, Dinero’, dividiendo los coros en dos zonas, antes de encarar su propia traca de fin de fiestas.


‘Va A Estallar El Obús’ sumó las voces de toda la plaza con el incuestionable himno. Desde los ochenta hasta hoy, que se acompañó con baile de móviles al aire. La gran sorpresa de la noche llegó en la presentación de la banda en la que a la habitual muestra de destreza de Mirat con las baquetas sobre una escalera se sumó la aparición en escena de Mari, madre de Fortu, que a sus 89 años se marcó un fandango a capela (“a mi vera, mientras que tuve dinero, fuiste feliz a mi vera, pero cuando se acabó se fue con una cualquiera...”) y aseguró que “Fortu canta desde que estaba en mi barriga”, entre aplausos y ovación de todos.



Del respeto a los mayores a mantener vivo el legado. Así, el final del concierto con el conocido ‘Vamos Muy Bien’ estuvo acompañado de varios niños y niñas que subieron a las tablas para compartir una fiesta de rock y buen rollo, las dos cosas que Obús lleva a gala desde hace cuarenta años.


Temas relacionados

para ti

en destaque