Francisco García: “Ahora hay que ampliar horizontes para sobrevivir”

El propietario de Bodega Palomillo narra las claves que han ido definiendo su filosofía

Francisco García e Inés Asensio, propietarios de Bodega Palomillo.
Francisco García e Inés Asensio, propietarios de Bodega Palomillo. La Voz

¿Cómo se inició en el mundo del vino? ¿De dónde viene ese interés?
Nosotros tenemos una empresa de movimiento de tierra y cuando llegó la crisis 2010/2011 nos quedamos sin trabajo, como todo el sector de la construcción. Nos veíamos con la obligación de prescindir de nuestros empleados y fue entonces cuando ellos mismos nos animaron a empezar con el proyecto de la bodega, que es algo que viene de antaño ya que mi abuelo ya hacía vino y la Sierra de las Estancias siempre había sido una zona vinícola y era mi ilusión. Así fue la forma en la que empezamos a plantar las primeras cepas.


¿Cómo descubrió la zona, los terrenos donde posteriormente iban a plantar los viñedos?
Teníamos en su momento 10hect de tierra en secano que eran de mi familia con unas cualidades muy buenas para la uva vinícola, estudiamos la situación y decidimos plantar tempranillo, merlot y syrah.


¿Cuáles son las señas de identidad o la filosofía de Bodega Palomillo?
Nosotros tenemos un lema tanto en la bodega como en nuestra familia y este va reflejado en nuestros primeros vinos. Hemos pasado muchas dificultades, y las que nos quedan, pero sabemos que tanto en la vida como en el vino "Lo mejor siempre está por venir".




¿Qué se necesita para elaborar un buen vino? ¿Qué es para ti lo más importante?
Lo principal es tener un terreno apto para cultivar y darle todos los cuidados necesarios a la vid. Debe hacerse desde una perspectiva ecológica para que la uva llegue sana y perfecta a su recolección. Después nos enfrentamos a la elaboración, la cual son varios meses donde tenemos que estar todos los días en bodega controlando los vinos con ayuda de nuestra enóloga y con maquinaria de frío. Para los vinos de crianza, unas barricas buenas. En el vino todo es importante porque si fallas en un paso se puede echar a perder todo.


Aunque imaginamos que la elección será muy difícil ¿cuál de sus vinos es el preferido?
Todos los vinos que tenemos son como nuestros hijos, por lo tanto no nos podemos cortarnos ningún brazo. Aunque también es cierto que el crianza Paco palomillo ha sido todo un éxito y es uno de los mejores vinos de Almería.




¿Qué tienen en común todos los vinos de la bodega?
Que son ecológicos.
    
¿De qué forma os ha afectado la pandemia?

La pandemia nos ha perjudicado mucho porque trabajamos directamente para la hostelería, por lo tanto ellos también han tenido que parar su actividad y nuestras ventas se han visto muy afectadas.


Muchas Bodegas luchan hoy día por hacerse un hueco en el pujante sector del enoturismo, ¿qué ofrece de diferente esta bodega al visitante?
Ofrecemos un lugar emblemático, en zona protegida y ecología a 980 metros de altura. En bodega hemos invertido mucho dinero y la verdad que todo el mundo se sorprende cuando nos visita. Terminan diciendo que no se imaginaban lo que hay y lo bonita que es.


¿Qué evolución cree que va a vivir la bodega en los próximos años?
Pues nos quedan unos años complicados, pero la constancia, el trabajo y el esfuerzo nos sacará hacia adelante. Ahora, como en todo, hay que ampliar horizontes para sobrevivir.

 

Temas relacionados
Vinos de Almería Vino Vélez-Rubio

para ti

en destaque