Huércal de Almería, un tesoro hasta ahora desconocido en el Bajo Andarax

El Programa Hoy por Hoy Local de Cadena Ser estará en el corazón de cada pueblo de la provincia

Huércal de Almería, un tesoro hasta ahora desconocido a las puertas del Bajo Andarax.
Huércal de Almería, un tesoro hasta ahora desconocido a las puertas del Bajo Andarax. La Voz

Pueblos con encanto y de gran legado histórico, parques naturales de incalculable valor, senderos para perderse o un rico patrimonio cultural, hacen de esta provincia un destino único. El Programa Hoy por Hoy Local de Cadena Ser recorrerá todos estos pueblos de la provincia de Almería, estará en el corazón de cada pueblo, para que de esta forma  los oyentes de Cadena Ser y lectores de La Voz de Almería conozcan con nosotros todo lo que nos ofrece cada pueblo de la provincia, este jueves ha estado en Huércal de Almería.


Huércal de Almería ha crecido exponencialmente en los últimos años y habla de tú a tú a la capital y otras grandes ciudades de la provincia. Es uno de los pueblos del Bajo Andarax con más riqueza. Más allá de las compras y polígonos industriales, lo que mucha gente desconoce es el gran patrimonio histórico y cultural que albergan sus parajes y calles.


Huércal debe desprenderse de esa imagen de ciudad dormitorio, porque dispone de una historia con profundas raíces y un patrimonio casi tan rico como desconocido, ya que cuenta con las cuatro tipologías del patrimonio: arquitectónico, arqueológico, etnográfico y natural, lo que le convierte en un lugar privilegiado. 


El patrimonio natural es quizás el más desconocido. El paisaje de la Vega parece alterado, pero tiene bastantes zonas bien conservadas y está protegido. En la sierra de Gádor tenemos formaciones geológicas como el Risco del Pollo, arrecifes de la época mesienense, zonas fosilizadas o el hábitat natural del caracol chapa, en peligro de extinción, pero que en Huércal de Almería se desarrolla y se reproduce.



El arqueológico es otro de los grandes desconocidos, pero existen tres grandes yacimientos como son los dólmenes megalíticos de Cuesta de los Callejones I y II y el yacimiento iberorromano de Zamarula, más los yacimientos arqueológicos de la Somadihiyya y elementos arqueológicos industriales.


En cuanto al patrimonio arquitectónico, existe el civil, con grandes haciendas burguesas de los siglos XVIII y XIX, como el Palacio de Las Mascaranas (de los Fischer), Palacio de los Durbán, el antiguo Palacio de Boleas, el Palacio de Pineda o Villa María, declarada Bien de Interés Cultural (BIC). También industrial, con elementos mineros y lavaderos intactos en la sierra de Gádor o los relacionados con el ferrocarril, con el muelle de carga, la casa del capataz o la propia estación de tren. También religiosos, con la iglesia mudéjar renacentista con portada única de Juan de Orea, la arquitectura popular religiosa de la ermita del Potro o la de San Juan Bautista en Las Zorreras, iglesias de tipo Colonización como La Fuensanta y otras ermitas como las ruinas de San Blas y Santa Sofía o la de La Peinada. Y etnográfico, como las construcciones hidráulicas con balsas, molinos, pozos o acequias.


El Centro de Interpretación Etnográfico, recién reinaugurado es una mirada al pasado para construir y reconocernos en un prometedor futuro, que también pasa por el proyecto de vial o “vía verde” que estamos comenzando a desarrollar en paralelo al río y que nos unirá definitivamente con la capital.

 

Temas relacionados
Huércal de Almería

para ti

en destaque