Vera

Sorpresa entre los nudistas de Natura World por la última sentencia del Supremo

La sentencia concluye que no se puede imponer el nudismo en las zonas comunes como la piscina

Imagen de las instalaciones de la urbanización Natural World.
Imagen de las instalaciones de la urbanización Natural World. La Voz
Marina Ginés
16:58 • 17 feb. 2023

Los vecinos naturistas de la urbanización veratense Natura World, se han enterado a través de la prensa de esta última sentencia dictada por el Tribunal Supremo. Los naturistas no han querido pronunciarse al respecto porque según han relatado no estaban informados de este hecho. El nuevo administrador de la comunidad se ha puesto en contacto con sus abogados esta misma mañana para conocer esta última decisión de la justicia sobre la suerte de sus convecinos y sus derechos al naturismo en una comunidad que aparece como naturista en sus estatutos.


Los vecinos naturistas han insistido durante todos estos años de guerra, “no tenemos que llegar a ningún acuerdo, hay muchas sentencias que nos avalan. Solo pedimos que se cumpla la ley”.

Algunos vecinos cuando llegaron a Natural World confesaron que no eran naturistas. Pero que viendo el entorno y la situación de la urbanización decidieron quitarse el bañador. El Levante almeriense se ha consolidado a lo largo de los años como destino principal de naturistas de todas partes del mundo. En concreto Vera cuenta con numerosas urbanizaciones donde está permitido con total libertad el nudismo, además también se encuentra el único hotel naturista de Europa. Sin embargo, a pesar de que es una práctica extendida en la localidad y que parece bastante aceptada por los vecinos y turistas no está exenta de polémicas.


En esta urbanización han convivido durante años dos comunidades de vecinos distintas, una que vela por los intereses de los naturistas y otra por los vecinos textiles (la comunidad de propietarios Natural World Vera y la comunidad Avenida Ciudad de Tarragona). Durante años unos han acusado a otros de impedir el baño a los otros, contratando seguridad privada y vallando las zonas comunes y viceversa.




Los naturistas siempre defendieron que los estatutos de la comunidad establecía que la esta era naturista y que por tanto no había objeción posible, y así lo abalaron diferentes sentencias durante estos más de 10 años. Sin embargo, el último giro de los acontecimientos ha puesto de manifiesto un fallo a favor de los textiles. El supremo ha anulado las órdenes o instrucciones que impongan el nudismo para hacer uso de las zonas comunes y obliga a la comunidad a indemnizar con 1.000 euros a cada uno de los demandantes.

Hasta ahora solo resonaba una frase ante los vecinos naturistas: “solo queremos que se cumpla lo que ha dicho la ley, si no es una urbanización mixta ni textil, tendrá que cumplirse lo que dicen los estatutos naturistas, si hubiese sido al revés nosotros lo habríamos acatado”, cabe esperar nuevas contestaciones a esta guerra que parece no terminará nunca.







Temas relacionados

para ti

en destaque