Trozos de vasijas, ánforas y restos de un caballo aparecieron en Baria

El informe revela que se llenaron cinco cajas en 2019 que se entregaron al Museo de Almería

Imagen inédita con algunos de los restos aparecidos en Villaricos en 2018 y 2019.
Imagen inédita con algunos de los restos aparecidos en Villaricos en 2018 y 2019.

La primera fase de la actuación arqueológica desarrollada  a finales de 2018 en la antigua ciudad de Baria en Villaricos, se saldó con la recogida y documentación de cinco cajas llenas de restos arqueológicos y paleontológicos.


En el informe del equipo de arqueólogos, contratados por la mercantil Villaricos S.L., al que ha tenido acceso este periódico, de fecha de 5 de marzo de 2019 se recoge que el arqueólogo director, Mariano López, entregó a la directora del Museo Arqueológico de Almería Isabel Pérez, el material hallado durante las excavaciones de un mes en el área desafectada de la Zona Arqueológica de Villaricos.


En el listado anexo aparecen descritos trozos de adobe, vasijas y ánforas de diferentes periodos de la época púnica y romana, así como partes de materiales de construcción y de ajuares de la época. También se ha documentado en el informe los restos óseos de un caballo.



Junto a las cajas depositadas en el Museo de la Carretera de Ronda de Almería, el arqueólogo responsable entregó una Memoria de la excavación de urgencia, la documentación topográfica y dibujos y fotografías del material hallado para ser catalogado. El libro arqueológico presentado tiene una extensión de 186 páginas.


La excavación se inició hace dos años a instancias del promotor de entonces, Villaricos S.L. como requisito legal previo para edificar un conjunto de viviendas en zona urbanizable, por sentencia favorable del Supremo de 2014, frente a la  playa de Cala Siret.



La empresa de capital británico contrató los servicios de la empresa murciana Proyectos de Ingeniería Maurandi. En los trabajos participaron los arqueólogos Mariano lópez, María Haber Uriarte y Teresa Fernández Azorín, sobre una superficie de 412 metros cuadrados al noroeste de la zona desafectada del yacimiento púnico y romano. 


El entonces delegado territorial de Cultura, Alfredo Valdivia, firmó la autorización para iniciar la excavación el 3 de diciembre de 2018 y designó como inspectora de la actuación a Ana Dolores Pérez Carpena. La autorización se concedió por un año prorrogable a otro para excavación de terreno de forma mecánica o manual y con la condición de entregar a la finalización un libro diario con las anotaciones más destacadas. 


Las primera excavaciones arqueológicas realizadas en Villaricos las dirigió el ingeniero belga Luis Siret con ayuda de su capataz Pedro Flores. Se identificaron las ruinas de Villaricos con la antigua Baria, gracias al hallazgo de una inscripción romana del siglo III d.C. en la que “la República Bariense hace una dedicación al emperador Filipo”.


Almagro reanudó las excavaciones en 1975 y Ripoll trabajó en 1984. En 1987 fue López Castro el que realizó una excavación de urgencia en una pequeña parte de  la misma zona ahora desafectada en cuyo sector ocho se halló una rica estratigrafía de la época púnica hasta el siglo III a. C.


El yacimiento fenicio y púnico-romano de Villaricos fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 1983 y en 1987 fue delimitado. Para esa fecha ya se había construido encima de parte del yacimiento la urbanización de Los Conteros.


Se trata de un yacimiento complejo y único, aún por excavar en todos sus frentes, que cuenta con necrópolis de hipogeos fenicios y una parte también de ciudad visigoda en la zona alta


 

Temas relacionados
Arqueología Cuevas del Almanzora Cultura Luis Siret

para ti

en destaque