Albox

El alcalde justifica la falta de agua en El Cañico: “son viviendas ilegales”

La pedanía ya cuenta con agua, pero solo para aquellos que hayan “regularizado” sus casas

El paisaje de El Cañico está dominado por la granja porcina que opera en esta pedanía rural.
El paisaje de El Cañico está dominado por la granja porcina que opera en esta pedanía rural. La Voz

El alcalde de Albox, el independiente Francisco Torrecillas Sánchez, ha enfrentado las recientes acusaciones de asociaciones ecologistas como Ecologistas en Acción y Acuíferos Vivos, que le acusaron de “atentado contra la salud pública” por la situación sin suministro de agua en la que viven desde hace más de dos meses varios domicilios de la pedanía de El Cañico, en Albox.


Según afirmó el regidor en declaraciones para este diario, el problema es que muchas de estas viviendas “son ilegales”, motivo por el cual “ni Gestagua ni el Ayuntamiento les puede conceder agua, porque estaríamos cometiendo una ilegalidad”, sostuvo con rotundidad el alcalde de Albox.


Viviendas ilegales

De esta forma, a pesar de que las instalaciones de conducción del agua hasta la zona se encuentran ya terminadas, “estas viviendas deben solucionar sus problemas administrativos” antes de que se puedan construir las conexiones entre las mismas y los domicilios que no han regularizados su situación, señala el alcalde.


Se trata de unas 15 familias que desde diciembre del 2019 no cuentan con suministro de agua corriente, ya que se encontraban conectadas de manera irregular a la red de agua de Cantoria, cuyo término municipal linda con la pedanía, y el Ayuntamiento de este pueblo decidió entonces cortar el suministro.


Un mes más tarde, el alcalde de Albox anunciaba, tras criticar con dureza la decisión del Ayuntamiento de Cantoria de proceder al corte del suministro, que se estaba trabajando en la construcción de un conducto para garantizar el suministro de agua y “abastecer a los vecinos”. Sin embargo, la mayor parte de las casas se han quedado sin suministro al no ser legales, debiendo resolver este problema administrativo antes de tenerlo.


Según el regidor, la situación de crisis desatada por el coronavirus, y el estado de alarma en el que se vive en todo el territorio nacional han influido en la lentitud con la que avanzan estos trámites, ya que “con la situación actual no hay nadie trabajando”.


Según afirmó, la empresa concesionaria del agua de Albox, Gestagua, “está dándoles su enganche, uno por uno, a los vecinos de la pedanía, pero para que tengan los vecinos su enganche sus viviendas tienen que estar legalizadas y el Ayuntamiento no va a cometer prevaricación otorgándosela sin que lo estén”.


Además, el alcalde aclaró, en referencia a las acusaciones de los grupos ecologistas, que “el Ayuntamiento de Albox no le cortó el agua a nadie, sino que fue el Ayuntamiento de Cantoria, que sus buenos motivos tendría”.


Regularización

La figura que permite regularizar la situación de estas viviendas es la del “reconocimiento asimilado a fuera de ordenación” (AFO), que fue aprobado por Decreto Ley de la Junta en 2019 y permite, tras un lapso de seis años, regularizar la situación de “cualquier edificación irregular”, aunque con algunas excepciones como las de aquellas viviendas que se asienten sobre suelos de especial protección.


El problema es que la paralización de la administración está impidiendo ahora a estos vecinos acceder a este proceso, viéndose privados de un recurso fundamental como el agua en un momento de crisis sanitaria en el que es más necesaria que nunca.

 

más leídas

últimas de Provincia

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería