Roquetas de Mar

Guardia Civil no descarta ninguna hipótesis en la agresión al agricultor

Desde el Instituto Armado no descartan ninguna hipótesis y esperan resolverlo en breve

Imagen de archivo de un invernadero con plantas de tomate.
Imagen de archivo de un invernadero con plantas de tomate. La Voz

"Mantenemos abiertas todas las líneas de investigación sin descartar ninguna hipótesis y esperamos resolver este suceso en breve". Así de contundentes se muestran fuentes de la Guardia Civil a la hora de hablar del suceso que ocurrió en un invernadero de El Parador de las Hortichuelas el pasado jueves, día 8 de agosto, y en el que un agricultor resultó gravemente herido como consecuencia de una agresión que le mantiene desde el jueves en estado grave y en coma inducido en el Hospital Universitario Torrecárdenas después de ser sometido a más de ocho horas de operación para reconstruirle la nariz y la mandíbula, que tiene totalmente destrozadas.


Oficialmente, los únicos hechos que baraja la Guardia Civil son los que se recogen en la denuncia por lesiones que el hijo de la víctima, que responde a  las iniciales de A.O. y tiene 54 años de edad, presentó en el cuartel del Instituto Armado en Roquetas de Mar la misma tarde del jueves, alrededor de las 19:00 horas.


Así, según se apunta en el escrito de denuncia, al que ha tenido acceso LA VOZ, alrededor de las 11:00 horas un agricultor de 54 años que se encontraba en su explotación agraria, ubicada en el barrio roquetero de El Parador de las Hortichuelas, recibió la visita de una persona que le solicitó trabajo. Ante la negativa del agricultor, que, según cuenta su esposa, no podía contratar a nadie porque no tiene "nada plantado", el hombre regresó a los minutos y la emprendió a golpes "con una piedra o contra el hormigón que sostiene los tubos metálicos del invernadero", explica la mujer.


Lo que se sabe

Unos hechos que no han podido esclarecerse aún ya que, tal y como asegura la esposa de la víctima, su marido quedó inconsciente después de la agresión y cuando recuperó la consciencia no podía hablar y solo pudo explicarles que era "un hombre de raza negra y con una bandolera negra que le cruzaba el pecho". Acto seguido, el agredido pudo recuperarse y llegar hasta las instalaciones de karting de Roquetas de Mar, donde fue atendido por la Guardia Civil y trasladado posteriormente al Hospital Universitario Torrecárdenas de la capital, donde ahora permanece sedado en estado grave en Reanimaicón a la espera de su evolución, confirman fuentes hospitalarias.


En el hospital referente de la provincia, la víctima se sometió a más de ocho horas de operación para reconstruirle con placas y tornillos la mandíbula y el tabique nasal, además de la parte superior de la ceja que también quedó "destrozada" tras la agresión. "Queremos saber qué ha pasado, no hay derecho a esto", relata la esposa del agredido, quien confía en que el trabajo de la Guardia Civil dé sus frutos y esclarezca unos hechos que mantienen en una cierta calma tensa el barrio de El Parador de las Hortichuelas.

 

más leídas

últimas de Provincia

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería