Carboneras

Los ecologistas rechazan convertir El Algarrobico en una residencia para mayores

Tanto Greenpeace como Ecologistas en Acción aseguran que solo se puede “cumplir la ley”

Los ecologistas rechazan convertir El Algarrobico en una residencia para mayores
  • El edificio de El Algarrobico visto desde la playa.
  • La Voz
  • Guillermo Mirón
  • 10:14
  • 11.09.2018

Las asociaciones ecologistas no ven el edificio de El Algarrobico, concebido en un principio para cumplir con un servicio de hotel, reconvertido en una residencia para personas mayores. Tanto Ecologistas en Acción como Greenpeace rechazan de pleno la propuesta del alcalde de Carboneras, Felipe Cayuela (GICAR) para hacer del polémico inmueble una suerte de geriátrico con vistas al mar. “Hablamos de darle una finalidad social, no de que se lucren los que han intentado lucrarse con especulaciones urbanísticas. Sería para los mayores de nuestro municipio, de nuestra comarca e incluso a usuarios potenciales del norte de Europa”, aseveró días atrás el alcalde que, al menos en este último término, ha visto como se frustra su esperanza de lograr una unanimidad política y social en torno a esta idea.


“Rechazamos la propuesta porque no se trata de darle un uso a ese edifico que está fuera de ordenación. La única vía es la restauración del daño ambiental causado, lo que conllevaría la restauración”, ha respondido en la Cadena SER el coordinador de Ecologistas en Acción en Almería, Enrique Ruiz. Una respuesta similar a la de María José Caballero, de Greenpeace’, que incluso ha tirado de cierta ironía. “Es una pena que el hotel sea ilegal, que esté dentro de un parque natural y que la justicia lo haya dicho por activa y por pasiva", ha resumido antes de añadir que "desde Greenpeace lo que creemos es que hay que respetar la ley”. Desde esta organización también se han referido a la oportunidad de crear puestos de trabajo mencionada por el regidor. “No se pueden buscar argumentos que tienen que ver mucho con las necesidades más urgentes que tiene la gente para tratar de hacer cosas ilegales”.


Por su parte el regidor, que aclara que “he hecho la propuesta desde mi perfil personal -en redes sociales- porque como alcalde tengo que respetar el Estado de derecho y las sentencias judiciales” lamenta que “derribar eso” cuesta “entre 8 y 10 millones de euros”. “¿Por qué no le damos una utilidad social? Porque la gente quiere trabajo estable y de larga duración”. De este modo, según Cayuela, se cumpliría también “la promesa de la Junta en su momento de hacer un plan extraordinario de empleo para Carboneras para compensar los daños que haya podido causar el hotel”.


En este sentido, la representante de Greenpace ha sugerido que “lo único que se puede hacer es demolerlo y recuperar la zona. Eso también genera empleo de calidad y además sería un ejemplo de cómo se pueden hacer bien las cosas en unos momentos en los que España debería estar muy interesada en dar buen ejemplo al turismo y no tener ideas que no tienen nada que ver con la legalidad”, ha manifestado también en la Cadena SER.

NOTICIAS RELACIONADAS

newsletter


  • BOLETÍN
    DE NOTICIAS
    Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada RECIBIR
    • BOLETÍN
      DE NOTICIAS
    • Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

    • RECIBIR

destacadas La Voz de Almería