“No cabía en furgoneta”: el traslado del Nazareno se hizo sin autorización

El resto de imágenes fueron trasladadas en vehículo

Imagen del traslado, publicada por la propia Archicofradía.
Imagen del traslado, publicada por la propia Archicofradía.

El traslado de las imágenes de la Real Archicofradía de Ntro. Padre Jesús Nazareno con motivo de las inminentes obras de la ermita de San Ramón llevado a cabo en la noche del pasado domingo fue rápido, sin anuncio previo ni público y, según ha podido ser LA VOZ, sin autorización por parte del Obispado.


Tal y como explican fuentes de la propia Diócesis, "nadie sabía nada" y, además, aclaran: "Ahora mismo y hasta que el obispo no lo decrete, están prohibidas las salidas de imágenes como medida de prevención ante el Covid", algo que quedó decretado allá por el mes de febrero de cara a la Cuaresma y la Semana Santa de 2021 y que aún a día de hoy sigue siendo la norma diocesana vigente.


De hecho, desde la curia señalan y recuerdan que "ni la mismísima Patrona de Almería fue trasladada a la Catedral en procesión menor en agosto".



"No cabían en la furgoneta"

Por su parte, la Archicofradía del Nazareno ha explicado cuál fue la situación que desencadenó este traslado en andas para aclarar que "no se trataba de una procesión" y que se hizo así por causa de fuerza mayor, prácticamente.



"Ayer llevamos las imágenes que pudimos en furgoneta: las que entran en furgoneta son el Lavatorio, el Resucitado y nos quedaba la Piedad y el Nazareno, que por su forma no cabían en la furgoneta", explican fuentes de la Archicofradía a LA VOZ.


Además, desde la corporación veratense aclaran que "no se convocó nada", para evitar aglomeraciones y que el traslado de estas dos imágenes se hizo en andas y no en vehículo por dos motivos: la envergadura de las tallas y la escasa distancia que separa la ermita de San Ramón y la parroquia de la Encarnación.


"Hay unos 300 metros de distancia, lo hicimos por el camino más rápido y tardamos unos 20 minutos", explican desde la hermandad, que aclara además que tan solo se convocó a los horquilleros necesarios para hacer este traslado. En total, afirma, habría tan solo "entre 40 y 50 personas" en este traslado en andas breve y directo del cual se hizo eco la propia hermandad a través de sus redes sociales una vez finalizado.


De hecho, según explican desde la Archicofradía del Nazareno, ni siquiera el párroco veratense, Carlos Fortes, estaba al tanto del modo de trasladar estas dos imágenes: "Él nos había autorizado que las imágenes estén al culto en la parroquia durante las obras de la ermita, pero no sabía nada de la forma en la que íbamos a hacer el traslado", explican. 


Todo ello, aclaran, se hizo "sin ninguna mala intención" y extremando las medidas de seguridad ante la pandemia, que aún sigue presente. "Lo que se hizo anoche se debe a la restauración de la ermita de San Ramón. Llevamos luchando mucho tiempo para lograr la subvención pública y tiene que empezar ahora, esta semana. Llevamos dos o tres semanas desalojando y lo último que quedaba eran las imágenes. Planteamos llevarlas a otros templos para que siguieran al culto", explican desde la hermandad del Nazareno.


Además, desde la propia Archicofradía ya se han pedido disculpas al Obispado, aclarando los motivos de este traslado.


Ahora, las imágenes esperan su vuelta a casa con la restauración de la ermita finalizada y, para entonces, quizás la pandemia sea tan solo un mal sueño y el regreso pueda ser en andas, esta vez sí, con todas las de la ley.

 

Temas relacionados
Vera Obispado de Almería Obras Semana Santa

para ti

en destaque