Concha Velasco y la Esperanza: cuando pagó la restauración de la corona

La Hermandad regala un cuadro a la actriz para recordar aquella donación

Concha Velasco, junto a Antonio Artero y Antonio Salmerón tras recibir el cuadro de Nuestra Señora del Amor y la Esperanza.
Concha Velasco, junto a Antonio Artero y Antonio Salmerón tras recibir el cuadro de Nuestra Señora del Amor y la Esperanza.

Corría el año 2002 y Concha Velasco actuaba en Almería, representando 'Hello Dolly!'. En aquella estancia por motivos laborales, la vida de la intérprete y la devoción almeriense de Nuestra Señora del Amor y la Esperanza, de la Hermandad de los Estudiantes, quedarían unidas de una forma completamente casual.


Tal y como recuerda para LA VOZ el actual hermano mayor de los Estudiantes, Antonio Salmerón, aquella unión casual empezó por 'culpa' de Antonio Artero, hermano mayor de la hermandad en aquel momento y empleado municipal ligado al mundo de la cultura, y Paco Marsó, productor teatral nacido en Macael y marido por entonces de Concha Velasco.


"La corona de la Virgen se había mandado a Orfebrería Andaluza a restaurar", narra Antonio Salmerón. Y quiso la casualidad, la Providencia o el más puro azar que Orfebrería Andaluza llamase a Antonio Artero para comunicarle el coste de la restauración de la corona de la Virgen estando Paco Marsó en Almería, junto a Concha Velasco, para la representación de 'Hello Dolly!'.


"Andaba por ahí Paco Marsó, que se preocupó por aquella llamada", cuenta Salmerón. Y también se preocupó por el coste de la restauración de una corona que estaba a punto de tener su propia historia.


¿Cómo acaba la historia? Por medio de Paco Marsó, es la propia Concha Velasco la que se hace cargo del coste de la restauración de la corona de Nuestra Señora del Amor y la Esperanza.



La despedida

Almería, 2020. Concha Velasco viene a Almería para decir adiós: es su gira de despedida de los escenarios y, a pesar de la pandemia del coronavirus, el Auditorio Maestro Padilla acoge la representación de 'La Habitación de María', el monólogo que pondrá punto final a la carrera teatral de la actriz.


Y allí, el pasado viernes, se cerró el círculo. Si en el Maestro Padilla Velasco se comprometió a costear la restauración de la corona, en el Maestro Padilla reflotó aquella historia.


"Nos pareció oportuno recordarle lo que hizo, porque para nosotros fue muy importante", cuenta Antonio Salmerón, que hizo el pasado viernes entrega de un cuadro de Nuestra Señora del Amor y la Esperanza portando aquella corona cuya restauración financió la actriz.


"Merecía la pena regalarle un cuadro de la Virgen con la corona que ella pagó", reflexiona Salmerón, que cuenta que Concha Velasco recibió con enorme gratitud la imagen. "Es lo mejor que me habíais podido regalar", afirmó Velasco.


"Con este cuadro, queremos que la Esperanza se quede de una forma permanente con Concha Velasco", plantea Salmerón, quien cuenta que también le recordaron la historia de una restauración que está a punto de cumplir veinte años y que, además, le hicieron entrega de una carta a la actriz.


En ella, entre otras cosas, invitan a Concha Velasco a estar presente en el 75 aniversario de la imagen de Nuestra Señora del Amor y la Esperanza, que se celebrará el próximo 2021.


Al fin y al cabo, puede que la visita de Concha Velasco a Almería para representar 'La Habitación de María' fuera la despedida de la actriz de los escenarios, pero no su despedida de la ciudad a la que donó la restauración de una corona.


 

Temas relacionados
Miércoles Santo

para ti

en destaque