“En Almería me quedo para siempre”: la noche eterna de Bisbal

El cantante hizo un recorrido por sus temas más conocidos ante más de 9.000 personas

Cuando el reloj cruzó la barrera de las 22:00 horas, el nerviosismo, alguna lágrima, la ilusión de las primeras veces y los recuerdos de los que ya lo han vivido afloraron. Un silencio algo inquietante y la iluminación de la Feria de Almería; la cuenta atrás había comenzado y el artista almeriense podría hacer su aparición en cualquier momento. 


Ante más de 9.000 personas, los primeros acordes de ‘Quién me iba a decir’ comenzaron a sonar y la locura se desató. David Bisbal pisó el escenario como solo él sabe hacer; con fuerza y muchas ganas. Porque si algo demostró en la noche del martes el cantante fue la necesidad de encontrarse con ‘su Almería’, la que él lleva por bandera, de la que presume y a la que vuelve para los momentos más especiales de su vida. 


“En Almería me quedo para siempre”, confesó el artista solo dos canciones después del inicio del espectáculo. En su primer diálogo con el público, no podía evitar sonreír a todos los ojos que reflejaban una profunda admiración y cariño. El mismo que Bisbal aseguró profesar a sus paisanos y a todos los que hasta la capital viajaron para verle.


Baladas como ‘Esta Ausencia’ o el esperado ‘Culpable’ arrancaron los aplausos más sinceros e intensos de la noche, la que David Bisbal deseó eterna. Sin embargo, la emoción envolvió al cantante cuando le dedicó ‘Mi Princesa’ a su hija Ella que, junto con su hermano Matteo, disfrutaron de la vuelta de su padre a la Feria de Almería. “Mi pequeña princesa, no crezcas más”, expresó el almeriense a su hija mayor antes de comenzar a interpretar el tema de su disco ‘Sin mirar atrás’ con la única compañía del piano. 


El turno de la rumba llegó con las tres últimas colaboraciones musicales del cantante: ‘A Partir de Hoy’, ‘Bésame’ y ‘Perdón’, de las que hizo una auténtica fiesta. La sonrisa no se borró de la cara de David, y no era para menos, jugó en casa y todo salió como él se había imaginado 20 años atrás, cuando cantaba en la Caseta Municipal de la Feria y se asomaba al escenario de los “grandes artistas”.


El cantante se despidió, pero todos los presentes sabían que no podía hacerlo sin interpretar dos de sus canciones más esperadas, ‘Bulería’ y ‘Ave María’. Esos temas con los que la mayoría atesora grandes momentos y con los que Bisbal volvió atrás en el tiempo, concretamente 15 años. Con las tres banderas que mejor le representan y en orden: Almería, Andalucía y España, el almeriense más internacional puso el broche de oro a casi dos horas de espectáculo sublimes.

 

más leídas

últimas de Feria 2019

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería