Estas son las empresas que tienen la sartén por el mango en los plazos del AVE

FCC, Ferrovial, Acciona, Sando o Sacyr exigen al Ministerio compensación por costes de la luz

Obras de un tramo del AVE Murcia-Almería.
Obras de un tramo del AVE Murcia-Almería.
Manuel León
23:55 • 22 feb. 2022

El que los almerienses se puedan montar en un tren veloz en 2026 depende más de ellas -FCC, Ferrovial, Acciona, Sando, Sacyr o ACS- que del propio Gobierno; son las empresas contratistas las que siempre tienen la sartén por el mango cuando hay plazos que cumplir de por medio. Y de ello depende el éxito o fracaso de ministros y directores generales.


Por eso, las constructoras del AVE Murcia-Almería, uno de los últimos tramos de alta velocidad ferroviaria que se ejecutarán en España, presionan  hasta donde pueden en los modificados que van haciéndose estos últimos meses por los sobrecostes de las materias primas.


Desde el último tramo Lorca-Pulpí adjudicado el pasado 25 de enero a la UTE Ferrovial-Acciona hasta todos lo anteriores en fase de ejecución para llegar a Estación de la capital en tiempo  forma están siendo revisado en su presupuesto. 



Hasta tres ministerios están discutiendo en estas negociaciones con la patronal de la grandes constructoras Seopan y el precio eléctrico es el principal foco de falta de entendimiento por ahora.


No es que el AVE de Almería dependa de estas negociaciones, pero si se enconan las posiciones el riesgo de no cumplir plazos se haría más latente. Ya hay antecedentes con la constructora Sacyr que desistió de seguir adelante con el tramo Pulpí-Vera, tras negarse el Ministerio de Transportes a acceder a su exigencia de aumentar el contrato por aspectos de la obra no previstos.



La decisión del Gobierno pasa por reequilibrar la cesta de costes ante la inflación de los últimos meses. Y hay un pacto tácito para sumir el alza de materiales básicos como  el acero, el cobre, madera, aluminio, petróleo o sustancias bituminosas. Pero está en el aire si asumirá también el Ejecutivo, a través del Adif, el alza de la factura de la electricidad. 


Adif reactivó el pasado verano la figura de la revisión de precios en los contratos de obra pública después de ocho años desaparecidos en la normativa. El problema es que asumir también el coste energético sería disparar el presupuesto de un AVE como el de Almería en los que la maquinaria eléctrica es básica. 



Sobrevuela el riesgo de un nuevo parón que afectaría a la ejecución presupuestaria, y lo que es más grave, al cumplimiento de plazo de los fondos europeos.


Temas relacionados

para ti

en destaque