Vía libre al futuro campo de golf de Pechina

Suma una década de espera con una inversión prevista de 215 millones y 570 empleos

Imagen recreada del futuro campo de golf de Pechina sobre un paisaje similar.
Imagen recreada del futuro campo de golf de Pechina sobre un paisaje similar.

Termalia, el proyecto de campo de golf y zona residencial debajo del Balneario de Sierra Alhamilla en Pechina, cuenta ya con la Declaración de Interés Turístico otorgada por la Junta de Andalucía. Se trata de un complejo promovido hace ya una década por la sociedad Playa Calipso, de la que forman parte empresarios como Arturo Egea y los hermanos Cosentino y que contempla una inversión global de 215 millones de euros y la creación de 570 empleos permanentes.


A pesar de haber obtenido la autorización de la Consejería de Turismo, los promotores prefirieron también incoar un contencioso administrativo para asegurarse la certificación expresa de la Junta y su publicación en el BOJA, cuya sentencia parece inminente. Será el aldabonazo definitivo para iniciar este esperado proyecto y su adaptación como urbanizable al Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Pechina, así como la consecución de la Declaración Ambiental General.


Termalia Golf Pechina, redactado por la arquitecta Pilar García, entre otros profesionales, contempla la construcción de un campo de golf de 18 hoyos a 13 kilómetros de la capital, circundado por 120 apartamentos turísticos y viviendas en rotación, además de un hotel balneario mineromedicinal y termal. 


Otros equipamientos que aparecen en el plan son un campo de fútbol de césped natural para entrenamiento de equipos profesionales, un itinerario de carril bici y una Casa Club con escuela de golf sobre una superficie total de 170 hectáreas en el valle conocido como Espinaza-San Indalecio lindando con la finca de rodajes cinematográficos El Chorrillo de la familia Eguizábal.



Los promotores tienen también en propiedad un pozo de aguas medicinales a un kilómetro del balneario de origen árabe y tendrán también derechos de riego con el agua reciclada del Bajo Andarax, dentro del apartado de aguas para ocio, con las que regarán las instalaciones deportivas.


Una gran parte de la actuación se proyecta sobre terrenos actualmente degradados y vertederos, entre parajes y hábitats naturales diseminados, con vestigios de la antigua estación de ferrocarril minero y el Cerro Blanco al fondo. Se sitúa, por tanto, entre dos espacios protegidos como son el Paraje Natural de Sierra Alhamilla y el Desierto de Tabernas.


La idea también de los administradores es promover un parque solar fotovoltaico, una electrolinera y el aprovechamiento de la energía geotérmica y la restauración y puesta en valor de elementos etnográficos y de arqueología industrial como un antiguo puente minero y también tres tumbas megalíticas.


 

Temas relacionados
Golf Desierto de Tabernas Pechina Restaurantes Hoteles Carril bici El Chorrillo Cosentino Construcción Arqueología Fútbol Andalucía Tabernas Rodajes

para ti

en destaque