Ya hay hasta cuatro fondos de inversión en el campo almeriense

Magnum, Abac, Nazca y Aurica son las firmas que han apostado por ahora por el invernadero

El dinero nunca descansa y -a tenor de los últimos movimientos de fondos de inversión nacionales e internacionales- las empresas agroalimentarias se están convirtiendo en objeto de deseo para colocar capital.


Almería, con una agricultura pujante desde hace décadas, a pesar de las imperfecciones en la comercialización y del amplio margen de mejora de los precios en origen, no está siendo ajena a estos movimientos patrimoniales, encuadrados algunos de ellos en el capital riesgo. 


Una de las razones cruciales para este desembarco en el agro, según Gabriel Colominas, analista del fondo agrícola español de renta variable Panda Agricultura  Water Fund es que “la demanda de alimentos va en aumento y se vuelve cada vez más exigente en materia de calidad y salubridad”.


La última inversión de este tenor que ha cristalizado en el agro provincial ha sido la de Magnum Industrial Capital Partners, un fondo liderado por Ángel Corcóstegui, exconsejero delegado del Banco Santander, que ha adquirido la mayoría del capital social de Agrupapulpí, uno de los líderes almerienses en el cultivo y venta de lechugas.


La operación, que se cerró hace unas semanas, tiene carácter estratégico según la propia entidad financiera. El desembarco de Magnum, que ha cuajado tras un dilatado proceso de negociación, supone para la compañía almeriense ganar en poder financiero para afrontar nuevas inversiones en productos y mercados. Agrupapulpí es socio de Proexport en Murcia y de Coexphal en Almería, y está especializada en la producción de sandía y de lechuga con una plantilla de 1.200 trabajadores y 2.300 hectáreas en producción.


Otra de las grandes operaciones de este año que ahora finaliza ha sido la que ha protagonizado el fondo Abac Solutions entrando en el capital de Agroponiente con una participación superior al 50% de la sociedad lo que le otorga el control estratégico de la comercializadora presidida por Diego Amat, con la incorporación también de la firma Lara Castañeda. Agroponiente nació en 1987 y desde sus inicios apostó por la innovación, con el complemento de Vegacañada ubicada a levante de la capital. El grupo comercializa 350 millones de kilos de frutas y hortalizas a través de sus 24 centros logísticos y una nómina de más de 3.000 agricultores. Fue nombrado director general de la compañía el pasado verano Jorge Reig que vino a sustituir a Francisco López, encuadrado actualmente en el organigrama de la cooperativa de La Cañada CASI.


La compañía de hierbas aromáticas Herbex, con sede en el paraje El boquerón, en El Ejido, llegó a un acuerdo a finales del pasado año con Nazca Capital por el que este fondo de inversión, con inversiones en sectores como la ingeniería, el cine, la logística o los sándwiches Rodilla, se hace con una participación significativa en Almería para financiar el plan de crecimiento de la sociedad. El fundador de la compañía, Jaime Visquert, mantiene una participación significativa y continuará como líder del equipo directivo. La firma se creó en 1984 y facturó 47 millones en la última campaña auditada.


Otra operación, no tan conocida en el sector, ha sido la de la entrada de Aurica Capital, fondo controlado por el Banco Sabadell, que ha tomado el 49% de Agrosol-Export, una comercializadora hortofrutícola con sede en Roquetas y fundada en 2008 por las familias Amat, Iglesias y Romero, con doce fincas  en gestión y 93 hectáreas. 


En 2015 fue la primera inversión de un fondo en una empresaria agrícola almeriense, concretamente Cualin Quality, fundada por varios holandeses, en la que entró el grupo de capital riesgo Realza Capital.


 

más leídas

últimas de Economía

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería