La peste china espolea el porcino almeriense

Crece más del 20% el precio de la carne en origen y los despieces de tocino, panceta y papada

Granja porcina de cerdo blanco que se engorda en el Levante almeriense.
Granja porcina de cerdo blanco que se engorda en el Levante almeriense.

El porcino almeriense, con una cabaña aproximada de 500.000 cabezas, ha encontrado su mejor aliado en la peste africana que asola al sector en China, el gigante de este negocio que genera casi el 50% de la producción mundial de carne de cerdo.


Este virus, que afecta al porcino  con un 100% de mortalidad, pero no a las personas, no es nuevo, pero desde hace un año se ha desarrollo con toda su intensidad en el coloso asiático. 


Las estimaciones del Gobierno chino son que la peste está matando al 50% de su cabaña en lo que va de año, lo que ha elevado las importaciones principalmente de España.


Almería es, desde hace décadas una de las principales zonas productoras de carne de cerdo de Andalucía junto a la zona de Antequera, Campillo y Sevilla. Se trata de una producción muy localizada en zonas concretas como las de Huércal-Overa, Pulpí, Albox, Los Vélez, Tabernas y Níjar, principalmente dedicadas al cebo y en menor medida a la reproducción. La cotización del kilo de carne en vivo se alza a 1,45 euros el kilo por la menor producción de lechones. El incremento del precio medio se ha disparado por encima del 20% en septiembre, según informe de PwC, aunque es un mercado muy fluctuante. El alza de la carne en origen que beneficia a los ganaderos y mataderos almerienses, lastra los resultados de las grandes comercializadoras como Campofrío o El Pozo.


Aunque la mayoría de la carne porcina de Almería se vende en mataderos de Murcia y Málaga, también ha crecido la demanda de carne congelada para la exportación a China.


El precio del despiece ha llegado a crecer un 75% en el caso del tocino sin piel o un 35% en el caso de la panceta, la espalda y la papada.


El secretario de la Federación de Industrias Cárnicas, José Collado, ha expresado su preocupación por el incremento del precio de la materia prima para las compañías, algo que beneficia, empero, al segmento de negocio almeriense.


El propio Ministerio de Agricultura chino estima que la producción seguirá bajando y no recuperará los niveles de 2018 hasta 2024. En el último año se han multiplicado en las distintas comarcas almerienses la demanda para la apertura de nuevas explotaciones en los Vélez, Huércal-Overa y Pulpí.


En este último municipio se ha autorizado una explotación de recría de lechones en el paraje de Los Vizcaínos. También está prevista una explotación de 1.040 cabezas en El Campillo de Vélez-Rubio y otra en Tabernas.


En Huércal-Overa, tras la demanda de un colectivo vecinal, solicitando el freno a nuevas licencias, el Ayuntamiento aprobó el pasado mes  medidas para limitación la instalación de nuevas granjas porcinas por los perjuicios ocasionados para el vecindario en la gestión de los purines.


La zona de especial protección de granjas porcinas huercalense se ha ampliado al paraje de Gacía, junto a Sierra Almagro.


 

más leídas

últimas de Economía

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería