Diego Clemente releva hoy a Trini Cabeo en la dirección del PITA

El arquitecto y exdiputado de Ciudadanos toma el testigo tras un acuerdo entre los accionistas

Representantes  del Parque Tecnológico el pasado mes de julio en la presentación del último Balance. A la derecha Diego Clemente Giménez.
Representantes del Parque Tecnológico el pasado mes de julio en la presentación del último Balance. A la derecha Diego Clemente Giménez.

Diego Clemente, arquitecto y exdiputado nacional de Ciudadanos, relevará hoy a Trinidad Cabeo en la dirección general del Parque Científico-Tecnológico de Almería. El recambio tendrá lugar en el Consejo de Administración que se celebra hoy en la sede del tecnoparque almeriense, después de un pacto entre los accionistas de esta entidad de capital mixto.


Trinidad Cabeo (Almería-1964) abandona así esta sociedad a la que se incorporó en septiembre de 2017, en sustitución de Antonio Domene -hoy gerente de CASI- tras su labor como presidenta de la Autoridad Portuaria de Almería durante diez años. Se da la circunstancia de que Cabeo fue confirmada en su cargo de dirección en el anterior Consejo de Administración celebrado el pasado 24 de julio. En su actividad privada, Cabeo ha trabajado como emprendedora en el sector del turismo de negocios en la provincia.

Diego Clemente Giménez, de 41 años, ha trabajado como profesional liberal hasta su incorporación a la política durante la pasada legislatura. En la actualidad es consejero del Consejo General de Ciudadanos.


Clemente será el quinto director del PITA -si en la votación final de hoy no se produce un cambio imprevisto de última hora- tras la actividad desarrollada al frente del tecnoparque por Alfredo Sánchez -cuando la sede estaba en la Rambla Federico García Lorca- Rafael Peral, Antonio Domene y Trinidad Cabeo. El salario bruto anual del cargo, gira en torno a los 55.000 euros anuales. 


El principal cometido de la tecnópolis, en la actualidad, es ir consolidando la presencia de empresas en el espacio que aún queda libre en las instalaciones. El PITA contará en los próximos años con una nueva inyección de ocupación con el desembarco de los servicios centrales de Cajamar, en un nuevo edificio que se ha dado en llamar  Ciudad financiera. En la actualidad, el Parque cuenta con el edificio Pitágoras como sede, obra del arquitecto José Angel Ferrer, el edificio de la  Fundación de la Industria Auxiliar de la Agricultura (Tecnova) y con el edificio donde se alojan empresas participadas por el Grupo Cajamar.


El reto para Clemente es ahora hacer del PITA la gran tecnópolis de los negocios vinculados a la innovación, aprovechando las buenas comunicaciones de las que disfruta junto a la Autovía del Mediterráneo, el aeropuerto  y las posibilidades residenciales que ofrece una urbanización aún en ciernes como es El Toyo. El capital social del PITA asciende a casi 30.000 euros y se lo reparten Cajamar (30,13%), Unicaja (30,13%, a través de Inmobiliaria Acinipo, con sede en Málaga), la Consejería de Economía Conocimiento y Empresa (26,62%), Consejería de Agricultura (11,64%), Capital Semilla de Andalucía (1,04%), UAL (0,19%), Fundación Tecnova (o,17%) y Ayuntamiento de Almería (0,08%). Es decir, que el accionariado privado de las entidades financieras conforman la mayoría con más de un 60% del capital social desembolsado.


El actual presidente del PITA y delegado de Economía, Emilio Pérez, fue nombrado el pasado 28 de mayo. En el Consejo figuran también Antonio Pérez Lao y Ricardo García (Cajamar), Luis Gallego y Aránzazu Martín (Junta de Andalucía) y José Calzado y Miguel Angel Fernández (Unicaja). 


Más de 80 empresas y mucha agrotecnología
El sueño de un parque tecnológico en Almería empezó a fraguarse a finales de  la década de los 90 y adquirió visos de realidad una vez que fue aprobado en 2001 por el Parlamento de Andalucía por unanimidad de todos los diputados. A partir de ahí, y bajo la dirección de un profesional como el ingeniero Alfredo Sánchez, curtido ya en el antecedente del Instituto de Fomento de Andalucía (IFA), empezó un largo peregrinar, la travesía de un desierto que parecía que nunca iba a tener final.


Fue, sin embargo, avanzándose con la elección controvertida de los terrenos, la parcelación de la superficie y la construcción del edificio Pitágoras como principal hito. Hoy el PITA, en rampa de lanzamiento, cuenta con 80 empresas que generan alrededor de 1.800 puestos de trabajo con una facturación anual agregada de las empresas allí alojadas de 374 millones de euros. 


El Parque está vinculado  de forma prioritaria al desarrollo de la innovación empresarial en tecnologías agroalimentarias, energías renovables, tecnologías de la información y la bioquímica. 

 

más leídas

últimas de Economía

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería