Coberturas imprescindibles que debes incluir en el seguro de tu coche

Aquí vamos a indicar las coberturas a las que debería prestar atención.

No dudes en incluir estas coberturas y estarás más seguro al salir a la carretera.
No dudes en incluir estas coberturas y estarás más seguro al salir a la carretera. La Voz
La Voz
20:59 • 24 nov. 2022 / actualizado a las 16:05 • 29 nov. 2022

En el momento de renovar el seguro de coche, o de contratar uno nuevo, son muchas las cuestiones que nos tendremos que plantear. Saber elegir correctamente las coberturas es más difícil de lo que parece, ya que una mala decisión supondrá un auténtico quebradero de cabeza de cara al futuro.

 

Las aseguradoras nos ofrecen diferentes modalidades de seguros, como puede ser el A Terceros, A Terceros Ampliado o el seguro a todo riesgo con franquicia. Sin embargo, puede que se puedan personalizar algunas de las coberturas, consiguiendo así un seguro que realmente se adapte a tus necesidades y pagar solamente lo justo.



 

Aquí vamos a indicar las coberturas a las que debería prestar atención.



 

¿Cuáles son las coberturas imprescindibles en tu seguro de coche?

 

1 Asistencia en viaje



La asistencia en viaje es una cobertura que la podrás encontrar incluida en la mayoría de los seguros de coche, pero habrá que comprobarlo para evitar problemas. Este servicio da asistencia tanto al vehículo, como a la persona.

 

En relación al vehículo, podría referirse a asistencia desde kilómetro 0 o tan solo centrarse en el remolque del automóvil (no cubriendo averías comunes, como pinchazo de una rueda, falta de combustible, habernos quedado sin batería, etc.).

 

·En relación a la persona, el seguro podría proporcionar un vehículo alternativo para que el cliente pueda llegar a su destino. Habrá que comprobar si la compañía nos ofrece un vehículo de sustitución en el caso de que el coche tenga que estar en el taller algunos días.

 

La aseguradora nos podría dar la opción de mejorar estas prestaciones a cambio de un pequeño incremento en el precio de la póliza.

 

2        Cobertura de lunas

La Coberturas de Lunas se suele incluir dentro del Seguro a Terceros y, teniendo en cuenta la relación entre calidad/precio, merece mucho la pena. Supone un coste muy reducido y se tendrá la opción de recibir una indemnización en el caso de que se produzcan daños en ventanillas laterales, parabrisas y en la luna trasera.

 

En la cobertura también se suele incluir la mano de obra y hasta aquellos daños que afecten al techo solar (si se trata de un elemento incluido de serie en el coche).

 

La compañía podría mejorar la cobertura agregando algunas prestaciones como la opción de reparar las lunas a domicilio, evitando así que el usuario se tenga que desplazar al taller.

 

3        Cobertura contra robos

La cobertura contra robo se considera imprescindible en el caso de que estemos hablando de un coche nuevo, ya que puede convertirse en el punto de vista de los ladrones.

 

A mayor valor del vehículo, más se refleja en sus prestaciones y, por ende, más probabilidad de que se produzca un robo en el mismo. Y no solo eso, sino que los ladrones también podrían abrirlo y robar los accesorios, los neumáticos o producir daños en la carrocería.

 

Esta cobertura merece mucho la pena y no supone un sobrecoste muy elevado en el precio final de la póliza.

 

4        Cobertura contra incendio

En cualquier momento se podría producir un incendio en tu vehículo, y es muy importante que estés cubierto ante esta eventualidad. La cobertura contra incendio nos permite acceder a una cierta indemnización en el caso de que se produzca un incendio.

 

Ahora bien, en el caso de que tu vehículo se vea envuelto en un incidente y sufra los efectos de incendio provocado por un tercero, será este quien con su seguro el que tendrá que hacer frente a los gastos derivados.

 

Habrá que revisar muy bien las condiciones de la compañía: muchas de ellas no tienen en cuenta los accesorios en serie, a no ser que se hayan declarado detalladamente en el momento de la contratación.

 

5        Cobertura de Daños Propios

Cuando hablamos de Cobertura de Daños Propios nos estamos metiendo directamente en un seguro A Todo Riesgo. Puedes pensar erróneamente que te va a salir muy caro, pero lo cierto es que hay muchas compañías que ofrecen seguros en esta modalidad a precios que se adaptan al presupuesto de todo tipo de usuario.

Aunque seas un gran conductor, y tengas mucha experiencia al volante, en cualquier momento podrías tener un percance del que seas culpable. Tu seguro A Terceros tan solo cubrirá los daños de la otra persona, pero… ¿Qué pasa con los tuyos? Con la cobertura de Daños Propios puedes olvidarte de este problema.

 

Muchas de las aseguradoras te indemnizarán por el valor de nuevo durante el primer año, incluso hasta podría extenderse esta cobertura también durante el segundo.

 

También puedes elegir la opción de seguro a todo riesgo con franquicia; así podrás reducir el precio de la póliza, aunque tendrás que hacer frente a una parte de la reparación.

 

No dudes en incluir estas coberturas y estarás más seguro al salir a la carretera.


Temas relacionados

para ti

en destaque