El informe que analiza si existe homofobia entre los adolescentes almerienses

El estudio se ha realizado con estudiantes de 102 centros de entre 12 y 18 años de edad

Imagen de recurso del colectivo LGTBI+.
Imagen de recurso del colectivo LGTBI+. Europa Press
Nazaret García 21:00 • 28 jun. 2022

Este martes 28 de junio, la Asociación Colega Almería en colaboración con la Diputación de Almería, han presentado los datos del informe sobre el estado de respeto a la diversidad afectivo-sexual en los jóvenes de la provincia. 


Para la realización de esta encuesta, se han entrevistado a 3000 estudiantes de 102 clases de centros educativos de forma aleatoria, con edades comprendidas entre 12 y 18 años, y abarcando desde la Educación Secundaria Obligatoria hasta Bachillerato. 


Nefastos datos



Un total de 20 preguntas han conformado un cuestionario cuyos porcentajes no son excesivamente positivos. Entre los más llamativos, a la pregunta de si consideran la transexualidad una enfermedad, un 9,65% consideran que sí lo es, y un 8,99% que la homosexualidad también lo es. En esta misma línea, un 21,96% señalan que la homosexualidad se puede cambiar.


Es reseñable que un 51,25% de los encuestados han sido testigos de casos de homofobia o transfobia en su entorno. En su mayoría ha sido en forma de insulto (67,33%), acoso (19,81%) y agresión (10,86%). Los escenarios más comunes donde los han presenciado han sido el centro educativo, la calle, en el ámbito familiar y en redes sociales.



En lo que refiere a la crianza de hijos, un 8,47% piensa que los homosexuales y transexuales no deben permitirles criar hijos, es decir que les negarían este derecho sin duda. Y por si no fuera poco, un 19,47% señalan que el colectivo LGTBIQ+ exigen demasiado, como si los derechos conseguidos hasta ahora no hubieran sido luchados. Un 10% no cree que las parejas homosexuales tengan derecho a mostrar su afectividad en público


Otro dato sugerente es que un 59,23% de los jóvenes encuestados prefieren saber si un conocido es homosexual o transexual y así evitar situaciones incómodas, como si la identidad u orientación fuera una rareza o singularidad. También a un 15,22% le resulta difícil tener una amistad con una persona homosexual o transexual.



Cuanto menos llamativo es que un 10,64% del alumnado creen que les influye negativamente tener un profesor homosexual o transexual en la educación impartida


Otro tópico homofóbico que se confirma con el informe realizado por Colega Almería es que el 20,63% considera que las personas del colectivo LGTBIQ+ son más promiscuos que las heteronormativas. Para ellos, la asociación existe en la identidad de género, y no tanto en valores o forma de ser de la persona en sí. A esto se suma que un 27,17% afirman que los homosexuales y transexuales tienen más posibilidades de contraer una Enfermedad de Transmisión Sexual (ITS)


Un 26,22% creen de forma ignorante que se puede distinguir a una persona del colectivo LGTBIQ+ por su aspecto físico, forma de ser o profesión. Y un 50,3% desconoce la diferencia entre transexual y transgénero, creyendo que son conceptos similares o idénticos; y un 26,02% tampoco sabe lo que es la homofobia y la transfobia


Finalmente, un 14,10% de los jóvenes, en algún momento de su vida, han imaginado tener relaciones sexuales con personas del mismo sexo. 


Conclusiones de Colega Almería

Desde la Asociación, "afirmamos, sin temor a equivocarnos, que son aún muy persistentes los estereotipos y tópicos que sobre el colectivo LGBTIQ+ tienen los adolescentes de nuestra provincia". 


Para la entidad, es especialmente llamativo algunas ideas construidas sobre prejuicios, como por ejemplo que el colectivo es más propenso a la promiscuidad o a las ITS. "Estas ideas preconcebidas y persistentes también pasan por creer que las personas LGBTIQ+ forman un todo en el que la orientación o identidad sexual se extiende a toda la personalidad de los individuos, de ahí que los jóvenes sigan pensando que una persona gay o lesbiana es fácilmente identificable por sus gestos, forma de hablar o profesión".


También consideran de especial gravedad que los jóvenes piensen que las parejas homosexuales no deban criar niños, que un profesor homosexual les podría afectar negativamente en su educación o que los homosexuales no tengan derecho a expresas su afecto en público. 


Estos son cifras más que inquietantes, y que a pesar de no ser porcentajes altos, estos estereotipos y estigmatizaciones están enraizadas en las mentes más jóvenes, es decir, el futuro. Si son el futuro, será la educación la que nos salve de los malos presagios.


Temas relacionados

para ti

en destaque