La venta de tests y mascarillas no se reducen a pesar de la ‘relajación’

“Las ventas de test de antígenos se han mantenido en el tiempo salvo aumentos puntuales“

El sector hostelero se muestra expectante de cara a la campaña de verano que comienza en próximas semanas.
El sector hostelero se muestra expectante de cara a la campaña de verano que comienza en próximas semanas. La Voz

El 19 de abril, justo después de la celebración de la Semana Santa, el Gobierno de España aprobaba en Consejo de Ministros que la mascarilla dejaría de ser obligatoria en muchos lugares, principalmente en interiores. A pesar de la flexibilización de las medidas restrictivas, después de casi dos años de una situación sociosanitaria única, la sociedad sigue mostrando su preocupación por una pandemia que no se prevé que desaparezca ni a corto ni a medio plazo.


Las farmacias mantienen las ventas

“De forma generalizada hemos podido comprobar que la ventas test covid se ha mantenido a lo largo del tiempo o, incluso, aumentado en momentos puntuales debido a que los centros de salud en algunas zonas han dejado de realizar estos test, por lo que la gente sigue acudiendo a su farmacia más cercana para adquirir sus test de antígenos”, señala Gema Martínez, presidenta del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Almería. Que además indica que la venta de mascarillas en la provincia “ha caído con respecto a meses anteriores pero se sigue manteniendo bastante los niveles  porque hay mucha responsabilidad”, algo que casa con la seguridad que ha querido mantener determinados grupos de población, mucho más vulnerables.



Paralelamente, a esto no hay que olvidar que el nivel de inmunidad para personas mayores de 12 años es del 92 por ciento, según se ha encargado de señalar un informe del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud de España. Como consecuencia de ello, y según se desprende de los datos proporcionados de las últimas olas, se ha producido una importante disminución de los casos graves y, lo más importante, de letalidad.


“Con esa premisa, entendemos que se vayan relajando las medidas de prevención y que se vaya recuperando cierta normalidad en determinados contextos. No obstante todavía tenemos un grupo importante de población a la que tenemos que seguir protegiendo. Se ha visto que las mascarillas es el método de prevención más efectivo para los contagios. La relajación en las medidas se deben ir incorporando pero justo después de una fiesta como la Semana Santa creemos que ha sido un error. Nosotros abogamos a esperar quince días para observar cómo evoluciona la incidencia tras una festividad sin mascarillas en exteriores. Creemos por tanto, que esperar a final de mayo hubiese sido mucho más lógico y con mucho más sentido. De hecho se ha comprobado que la transmisión se ha disparado desde entonces”, añade la farmacéutica Martínez.



La hostelería

Si hubo un sector que celebró la desaparición de las mascarillas en interior fue el sector hostelero. “Valoramos muy positivamente la decisión, poco a poco hay que ir volviendo a la normalidad pero sin olvidar la prudencia atrás. De hecho, aunque hayan decaído muchas de las medidas que existían hace algunos meses, sigue habiendo muchos negocios que la siguen manteniendo porque entendemos que también ofrecemos seguridad a nuestros clientes y pueden seguir viniendo con una mayor tranquilidad a nuestros espacios, que siempre han sido seguros” explica Pedro Sánchez-Fortún, presidente de la Asociación Provincial Empresarios de Hostelería de Almería.



La herida que la pandemia ha hecho al sector hostelero está todavía abierta, de hecho, según señala Sánchez-Fortún, “solo hemos podido recuperar un 30 por ciento de la facturación del año 2019”. Con una campaña veraniega inminente, la hostelería almeriense se mantiene expectante ante los últimos datos macroeconómicos que se desprenden tras la subida de la inflación en nuestro país: “La cesta de la compra ha aumentado su precio, como también lo ha hecho el combustible. Por lo tanto esto acecha directamente sobre nuestros clientes porque tienen menos dinero en sus bolsillos para poder gastar en ocio. Esperemos que el verano sea bueno”, señala.


La inminente campaña de verano

La celebración de ferias como la de Sevilla o como la que se está produciendo en estos días en Jerez de la Frontera abre de alguna manera el periodo estival en nuestra sociedad. Las romerías y las fiestas locales que durante estas semanas se han llevado a cabo y se darán en la provincia de Almería vuelven a poner encima de la mesa el eterno debate que persigue a nuestra sociedad contemporánea desde hace un par de años. Y no es otro que el hecho de rozar constantemente la normalidad a costa de una moneda de cambio como son las continuas olas de contagios.


La última, conocida popularmente como la ‘variante rebujito’ del covid, abre un melón para el que ya conocemos la receta: regresar a cómo se vivía hace unos años y aparcar momentáneamente las preocupaciones generadas por la pandemia. Algo que, como se está comprobando se traduce en aislamientos para las personas que no trabajen, test, mascarilla y extremar las precauciones. Sin embargo, resulta sorprendente que las ventas de mascarillas no hayan descendido en estas semanas de manera exponencial pese a las medidas adoptadas por el Gobierno central. Menos sorprendente resulta la venta de test, que podría mantener una relación directa con los últimos festejos que se están produciendo a nivel autonómico y local. Los expertos siguen apelando a la responsabilidad individual.

 

Temas relacionados
Pasaporte Covid Brotes de coronavirus Vacuna del Coronavirus Coronavirus en Almería Coronavirus Mascarillas

para ti

en destaque