Cortada la carretera de El Cañarete y desviado el vuelo de Melilla

La caída de piedras deja casi aislada a la barriada de Castell del Rey

Cartel en uno de los anteriores cortes de carretera de El Cañarete
Cartel en uno de los anteriores cortes de carretera de El Cañarete La Voz

La tromba de agua que ha descargado este viernes sobre la provincia de Almería, con particular incidencia en la capital,  ha obligado a cortar el tráfico en el tramo litoral de la carretera N-340, conocido como El Cañarete, por caída de piedras sobre la calzada. El corte afecta desde el kilómetro 431, en el acceso a la barriada de Castell del Rey, hasta el kilómetro 438, en sentido Aguadulce. Sobre la calzada se han desprendido piedras de gran tamaño como consecuencia de la acción de la lluvia, según han relatado algunos testigos. 


El tráfico se ha visto interrumpido desde poco antes de las 20:30, según ha informado la Dirección General de Tráfico, y también se han producido retenciones y circulación parada en la zona de Pescadería, en la salida de la capital por la misma carretera en dirección hacia el Poniente. 


El Cañarete llevaba reabierto al tráfico apenas cinco meses, desde el pasado mayo, después de haber permanecido cortado otros nueve (a partir de septiembre de 2020) también por desprendimientos de rocas sobre la calzada, lo que obligó a hacer obras para asegurar los taludes. También en la Navidad de 2019, una enorme roca desprendida a altura de Bayyana provocó otra larga interrupción de la circulación en la vía litoral Almería-Aguadulce, que en ese caso se prolongó hasta el mes de junio del año siguiente. 



La frágil situación de las paredes rocosas de la N-340 litoral, que sufren periódicamente desprendimientos, ha llevado al Gobierno a encargar un estudio -que se está realizando en la actualidad- del macizo rocoso entre Aguadulce y Almería, para identificar las zonas con mayor riesgo de posibles desprendimientos y que sirva de base para definir las actuaciones preventivas sobre las mismas.


No ha sido la única incidencia en comunicaciones. También el vuelo de Melilla que debía aterrizar en el aeropuerto de Almería a media tarde del viernes, ha sido desviado al aeropuerto de Granada ante las dificultades de la operación al coincidir con el inicio de la tormenta con presencia de un fuerte aparato eléctrico. Como consecuencia, ha sido suspendido el vuelo de Almería a Sevilla que debía realizar la misma aeronave. 



 

Temas relacionados
Lluvias Tráfico El Cañarete Aeropuerto de Almería

para ti

en destaque