La Salle pide resolver el convenio de El Corte Inglés y recuperar 1,4 millones

La firma comercial está de acuerdo y el pleno aprueba el viernes zanjar la relación contractual

Fachada del colegio de La Salle ubicado en la Rambla
Fachada del colegio de La Salle ubicado en la Rambla La Voz

Punto y final. El Corte Inglés no se instalará en la Rambla de la capital, exactamente en la manzana donde está el colegio de La Salle. Y no lo hará porque tras 17 años de negociaciones, convenios y esperas, el próximo viernes el Ayuntamiento de Almería aprobará en el pleno la resolución del convenio urbanístico firmado a tres bandas entre los Hermanos de La Salle, El Corte Inglés y el Ayuntamiento de Almería en el año 2005 para que esta llegada se convirtiera en una realidad.


Explica la concejal de Urbanismo, Ana Martínez Labella, que “fueron los Hermanos de La Salle lo que se dirigieron al Ayuntamiento para solicitar la resolución del acuerdo viendo que no se desarrollaba. Al existir una tercera pata, la de El Corte Inglés, nos reunimos con ellos por si había alguna traba a disolver el acuerdo y, ante su conformidad, se iniciaron todos los trámites administrativos”. Trámites que permitirán la devolución de 1.417.480 euros a los Hermanos de La Salle, que son los que hicieron el depósito en el Ayuntamiento de Almería el 28 de diciembre de 2005, y que tras darles trámite de audiencia a las dos partes sin respuesta, concluye con la aprobación el próximo viernes.


Pasó por comisión informativa el lunes contando con el respaldo del Grupo Popular y la abstención del resto, y con solo una duda: la congregación religiosa ha solicitado percibir también los intereses de esos 1,4 millones que han estado en un depósito bancario, y “tras analizar el convenio, en ningún caso se recoge ningún tipo de intereses de demora o de indemnización, por lo que no se ha estimado este pago”.


Explica Martínez Labella que, a pesar de que era algo esperado, sí que  desde el equipo de Gobierno lamentan que “un convenio que en su momento era bueno para la ciudad no se haya podido desarrollar porque no prosperara el Plan General, porque mira que lo intentamos, por activa y por pasiva”.


Reticencias
Cabe recordar que este acuerdo ha contado con las reticencias por parte de la Junta de Andalucía desde el principio. Una negativa que basaba por un lado, en el tema educativo al negarse a perder las plazas escolares en la zona centro de la ciudad por mucho que desde la congregación religiosa se insistía en que se recuperarían en una ampliación de La Salle-Chocillas. 



Y por otro lado, nunca vio con buenos ojos que además del edificio comercial se aprovechara la operación para levantar cuatro bloques de viviendas con una edificabilidad de 27.500 metros aumentando la densidad de la zona que ya era alta.


Estos cambios urbanísticos tenían que verse refrendados con la aprobación del nuevo Plan General de la capital que empezaba a elaborarse en 2003 y que tumbaba definitivamente la Junta de Andalucía en el año 2016, y que ahora, tras la aprobación de la adaptación del PGOU del año 98 a la LOUA hace apenas unos meses, está más lejos de rescatarse que nunca. 


A pesar de que la llegada de El Corte Inglés a la capital se complica eminentemente por un tema administrativo, lo cierto es que los cambios que ha sufrido el modelo comercial y la propia marca en los últimos años, así como las crisis económicas, también han mermado el proyecto.


Hay que tener en cuenta que la firma comercial ya cuenta con un centro en El Ejido que no funciona al ritmo esperado, y que la venta on line está cambiando el modelo de negocio a nivel general. De hecho, la gran apuesta actual es precisamente ese modelo de venta a través de internet al igual que ocurre con otras grandes marcas como Zara, que cerrará su tienda en la capital el 2 de octubre dentro de un plan nacional de cierres, o como Ikea que se replantea su llegada a Almería en su nuevo modelo.


Sea como sea, lo cierto es que con esto se garantiza que La Salle seguirá siendo un colegio y que El Corte Inglés no vendrá a la ciudad.


Los acuerdos frustrados del ‘boom’

El convenio para la llegada de El Corte Inglés a La Salle forma parte de aquella época de boom inmobiliario en el que se firmaron éste acuerdo, otro con Predios del Sureste para hacer un apartahotel en suelo de la Compañía de María o la gran Ciudad Deportiva del Juan Rojas. Ninguno salió adelante.


 

Temas relacionados
Educación Urbanismo El Corte Inglés Colegio La Salle Ayuntamientos Mercado Inmobiliario

para ti

en destaque