Las Urgencias de Torrecárdenas “necesitan” más sanitarios

El Defensor del Pueblo considera que la incorporación de tres de ellos “no es suficiente”

Hospital Universitario Torrecárdenas de Almería.
Hospital Universitario Torrecárdenas de Almería. La Voz

El Defensor del Pueblo andaluz ha trasladado la "necesidad" de incrementar "más allá de refuerzos puntuales" la plantilla facultativa del Servicio de Urgencias del Hospital Universitario Torrecárdenas, en Almería, ya que resulta "incontestable" que resulta "insuficiente".


La oficina que dirige Jesús Maeztu concluye que el "refuerzo temporal" autorizado en diciembre de 2019 por la Dirección General de Asistencia Sanitaria y Resultados en Salud de la Junta, con la incorporación de tres facultativos no es suficiente y aboga por un "incremento estructural".


En la resolución del expediente de queja de oficio incoado para investigar sobre la mujer de 74 años de edad que falleció en el servicio de Urgencias de este hospital tras haber ingresado por insuficiencia respiratoria y haber esperado en una camilla en torno a dos horas y media para ser atendida por un facultativo, el defensor "desvincula el desenlace del retraso" pero detecta carencias en la dotación de facultativos de Urgencias.


La citada resolución recoge que en la tramitación de la queja, la Junta informó de que, a finales de 2019, se había autorizado la contratación de los tres facultativos "si bien para un periodo limitado de seis meses" y con la intención, según añade, "de rediseñar la plantilla" por parte de la dirección del hospital.


"Significamente expresaba la constatación por la dirección del hospital de una mejoría en los tiempos de atención, ligada a las mejoras adoptadas, entre las que se encontró un refuerzo temporal del personal del servicio", detalla el defensor, quien, no obstante, insta a habilitar un incremento "estructural, más allá de refuerzos puntuales".



En la queja, se indica que ha quedado confirmado que la mujer fallecida tenía nivel de prioridad dos en el informe remitido desde la Dirección del Hospital Torrecárdenas y se señala que esta admite "la concurrencia de la superación de los 15 minutos de espera establecidos en el Plan Andaluz de Urgencias y Emergencias para la dispensación de la primera consulta facultativa conforme a la precitada prioridad".


Añade que el hospital detalló las razones que ocasionaron este exceso, "concretándolas en la concurrencia simultánea de circunstancias extraordinarias que produjeron el colapso del servicio: un pico en la demanda del tramo horario en cuestión, con una presión asistencial que califica de enorme y, por ello, imposible de asumir diligentemente por el número insuficiente de los profesionales que ordinariamente lo integran, junto a errores técnicos del funcionamiento de la centralita y en la visualización de los resultados de analíticas y de radiografías".


"La Dirección nos comunicó haber realizado un análisis causa-raíz y la adopción de medidas de reorganización, seguimiento y mejora, si bien entre las relacionadas se comprendía una que escapaba a sus posibilidades de implementación: la solicitud de incorporación de tres nuevos facultativos al Servicio de Urgencias, trasladada a la Dirección General de Asistencia Sanitaria y Resultados en Salud", concluye.


Según los datos que que trascendieron en el momento de los hechos, la fallecida era dependiente, estaba privada de la movilidad, y vivía en una residencia para personas mayores, desde la que fue trasladada en ambulancia asistida hasta el hospital, debido, al parecer, a los problemas respiratorios que presentaba y a la falta de respuesta y reacción a estímulos externos.


La mujer había sufrido episodios previos similares, sufría bajadas de azúcar y padecía fallo renal, en palabras de su hija, que fue quien descubrió que su madre había muerto en la camilla en la que aguardaba acompañada por su marido, cuando acudió al centro hospitalario a la salida de su trabajo. El marido de la dependiente no lo había detectado, creyendo que la mujer tenía cerrados los ojos porque se encontraba dormida.


La hija de la fallecida afirmó que los médicos "le explicaron que están saturados de trabajo y que, por esta razón, no habían podido llegar a reconocer a su madre", según recoge el Defensor, que observa al respecto que "que el tiempo de espera medio para los pacientes calificados por el triaje en un nivel 2 de riesgo en el servicio de Urgencias no suele llegar a la media hora, salvo en casos de colapso del servicio", según la información recibida.

 

Temas relacionados
Hospital Torrecárdenas Urgencias

para ti

en destaque