Los almerienses vuelven a las clásicas barras de los bares

Hosteleros celebran la apertura de los pubs y dicen que “estaban sufriendo por los alquileres“

Almería ha vuelto a la barra del bar. Lo ha hecho para tomar el desayuno en La Chumbera o el aperitivo en Casa Puga. Ciertamente esta reapertura de las barras muestra una imagen diferente de clientes a dos metros de distancia, señalización para mantener las distancias de seguridad y mascarillas, pero aún así, ha supuesto el regreso para algunos establecimientos históricos de la ciudad.


Si bien es una medida que no supone una gran repercusión económica para los establecimientos hosteleros, según explica el presidente de Ashal, Diego García, ya que  “solamente amplía un poco el aforo” sí que es una decisión que genera sensación en los clientes de un regreso a la normalidad. Eso sí, hace un llamamiento con el cuidado que hay tener a la hora de controlar la distancia social en estas barras.


Lo cierto, según explica García, es que “en el caso de los establecimientos pequeños de barra es inviable sostener un negocio con tan poco aforo” y sentenció que “son los grandes perjudicados de las decisiones que se están tomando en esta crisis”.


Recomendaciones
Cabe recordar que en esta fase 3, los bares pueden  contar con un aforo del 50% y, ahora sí, será posible usar las barras de los bares siempre que se mantengan los dos metros de distancia entre clientes y las terrazas estarán al 75%.


Pero en el sector hostelero las grandes noticias llegan desde los establecimientos de ocio nocturno que ya pueden reabrir sus puertas, aunque eso sí, sobre sus tarimas no se podrá aún bailar.



Los bares de ocio nocturno realmente estaban pasándolo muy mal. En muchos casos pagan unos alquileres desorbitados y, aunque no se puede bailar, sí que se  puede consumir en el interior”, explica el presidente de los hosteleros. Hay que tener en cuenta que exactamente  estos establecimientos que se dedican al ocio nocturno podrán contar con un aforo del 33% y que podrán destinar sus pistas de baile para la colocación de mesas.


Además, explica el presidente de los hosteleros almerienses lo importante que es  también que se permita el tránsito entre provincias entre la comunidad autónoma. Y es que asegura García que “no es cierto que la hostelería se puede sostener con el consumo que se realice por parte de los almerienses”.


Cierres
Aún es pronto para saber cuantos de los establecimientos hosteleros serán capaces de sobreponerse a esta crisis económica derivada de la sanitaria. A nivel nacional se habla de un 40% de bares que van a verse obligados a cerrar sus puertas de forma definitiva. 


Cree Diego García que todo va a depender muchísimo del “marco en el que nos vayamos  a mover y de las ayudas económicas que finalmente lleguen al sector por parte del Gobierno de la nación.

Ya se puede ver en algunos casos de pequeños establecimientos que ya han decidido no retomar la actividad.

 

Temas relacionados
Mascarillas Casa Puga Bares Ocio nocturno Consumo Pubs

para ti

en destaque