Los makers almerienses fabrican equipos de protección para colectivos en riesgo

Los hacen llegar, gratis, a hospitales, centros de salud, residencias o policías

Germán Granados, uno de los makers más activos de Almería
Germán Granados, uno de los makers más activos de Almería La Voz

Constituyen toda una red de solidaridad con aquellos que están más expuestos al contagio, trabajan en sus casas utilizando impresoras 3D para la fabricación de materiales y equipos para la protección individual (EPIs) y no piden nada a cambio, sólo la satisfacción de prestar un servicio que sea bueno para la sociedad.


Son los integrantes de un colectivo de nuevo cuño llamado ‘makers’, personas vinculadas con el diseño y las nuevas tecnologías que quieren ser aliados esenciales para dar la batalla al avance del coronavirus.


Red almeriense
En la provincia de Almería esa red la componen en torno a un centenar de empresas y de profesionales independientes que, en comunicación permanente a través de las redes sociales, se prestan apoyo y comparten objetivos para organizarse.


Uno de ellos es Germán Granados, de Vícar, que suma una fuerte capacidad productiva al disponer de una veintena de impresoras en tres dimensiones (3D) con las que se fabrican a diario mascarillas y pantallas para evitar el contagio con los colectivos profesionales más expuestos, casos de los sanitarios o las fuerzas y cuerpos de seguridad.



Las ‘fábricas’
Ese centenar largo de empresas dedican las jornadas a la producción de este tipo de materiales que ya han recibido el visto bueno de las autoridades sanitarias y están llegando allí donde son más necesarios. Habitualmente Germán fabrica materiales útiles para los cultivos en invernaderos que mejoran la productividad, pero en estos momentos “tenemos el reto de parar el coronavirus y ayudar a quienes nos están cuidando”.


Evidentemente se trata de una actividad altruista ya que no perciben ninguna remuneración por su trabajo. Sin embargo los makers se sienten satisfechos y orgullosos porque están recibiendo el apoyo solidario de personas, organizaciones e instituciones para poder mantener sus ‘fábricas’ activas.


Solidaridad
Un apoyo gracias al cual pueden adquirir materiales para elaborar los equipos de protección. Según explica Germán Granados, en esa cada vez más extensa tela de araña de apoyos están empresas como Vicasol o Vicaplant, asociaciones de agricultores, el sindicato de técnicos sanitarios FATE o el propio Sindicato Médico.


Y si a nivel de organizaciones la respuesta está siendo satisfactoria, está creciendo con rapidez el número de personas que a título individual realizan donaciones de dinero para adquirir materiales y dar apoyo a los makers, ciudadanos “que son muy importantes para nosotros porque nos permiten salir adelante”.


El reparto
Mascarillas o pantallas salen ya por miles diariamente de los talleres o las viviendas del colectivo y van a parar a hospitales y centros de salud de toda la provincia, residencias de mayores y a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad. En el caso de Germán, sus ‘repartidores’ son un agente de la Guardia Civil y otro  de la Policía Local de El Ejido que dedican sus horas libres a esta tarea.


Germán, como el resto del centenar largo de ‘makers’ dedicado a fabricar y distribuir material sanitario, se consideran bien pagados si ponen su granito de arena en la lucha contra la pandemia.

 

Temas relacionados
Sanitarios Vícar Redes sociales Residencias de mayores Invernaderos Empresas Sindicatos Mascarillas Asociaciones Vicasol Policía Local Salud

para ti

en destaque