El fatricidio en el PP inquieta a a izquierda

“Lo sucedido es inaudito. La militancia popular está desolada, cuando no indignada”

Las hostilidades -o mejor, las “hostialidades”, como decía Jesús Polanco en la cruda Guerra del Fútbol- estallaron el jueves de fuego. Un tuit del director de Diario de Teruel, Chema López Juderias, retrató el sentimiento de conmoción: “La guerra de esta semana no era donde creíamos que sería”. Aznar valoró los riesgos: “La situación de Ucrania es ahora mismo mejor que la del PP, porque allí no hay armamento nuclear”.


Lo sucedido es inaudito. La militancia popular está desolada, cuando no indignada. Hasta la izquierda, de tradición cainita acreditada, se inquieta con esta guerra fratricida porque nadie sabe cómo terminará, ni cómo será digerida en las urnas. Uno de los dos partidos fundamentales de la Transición arde y los bomberos no saben por donde atajar el fuego. Si el PP cae en la irrelevancia, el sistema se desestabilizará y cualquier hipótesis no debe ser excluida, incluso que la ultraderechista Vox sea primera fuerza, en competición con el PSOE. Construir una democracia cuesta décadas; ponerla en riesgo solo unos meses. 

 

Temas relacionados
Manuel Campo Vidal Política PP Pablo Casado Alberto Núñez Feijóo Isabel Díaz Ayuso

para ti

en destaque