Almerijazz seduce con la música de un Eastwood en la Almería del siglo XXI

El compositor y contrabajista Kyle Eastwood trae un homenaje musical al cine

Un momento del concierto de Eastwood.
Un momento del concierto de Eastwood.
La Voz
21:29 • 12 nov. 2022

El conocido contrabajista norteamericano Kyle Eastwood visitó el pasado viernes, Almería, para presentar su trabajo ‘Cinematic’, su homenaje musical al cine, en el Auditorio Maestro Padilla, dentro de ‘Almerijazz 2022’, que organiza el Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería. Un concierto donde se dio protagonismo a un instrumento que suele encontrarse al fondo en los conciertos, el contrabajo, rítmico y armónico a la vez, básico en cualquier banda, pues es el que vertebra el sonido improvisado de los diferentes músicos en el jazz. Y Kyle Eastwood es un maestro del contrabajo, como demostró anoche en el Auditorio. Al igual que compartió su amor por el cine y el jazz.


El concierto del quinteto de Kyle Eastwood era uno de los más esperados dentro de la brillante y extensa programación del 30º Festival Internacional de Jazz de Almería, y logró atraer a numeroso público seducido por el jazz accesible, pero de gran calidad, de este gran contrabajista, y quizá también por la oportunidad de ver en directo al hijo del actor cuyo rostro está indefectiblemente asociado a los paisajes de nuestro Desierto de Tabernas.


El repertorio comenzó con un original de su penúltimo trabajo, ‘In Transit’ (2017) firmado por todo el quinteto, ‘Rockin´Ronnies’, que sentó las bases del sonido de la banda, un hard-bop elegante y estilizado, preciosista y de gran precisión. A continuación, y tras una breve pero voluntariosa presentación de Eastwood en castellano, la formación se centró en su más reciente trabajo, ‘Cinematic’ (2019, Jazz Village), que se transformó en un brillante y evocador recorrido por algunas de las melodías más famosas del séptimo arte, firmadas por ilustres compositores de este género.



Comenzó con el indiscutible talento de John Williams y un elaborado arreglo sobre el tema principal de ‘The Eiger Sanction’ (en España, Licencia para matar), un thriller setentero protagonizado por su padre, Clint Eastwood. El último trabajo para el cine del talentoso Bernard Herrmann y su inolvidable melodía del film de Scorsese, ‘Taxi Driver’, fue uno de los momentos de mayor lucimiento del saxofonista del quinteto, el australiano Brandon Allen, impecable en todas sus intervenciones tanto al tenor como al soprano.


Los momentos álgidos llegaron con el arreglo funky sobre la conocida partitura de ‘Bullitt’, de Lalo Shiffrin, donde el propio Kyle demostró con su improvisación al contrabajo que es mucho más que un apellido famoso. Finalizando el tema, tuvo su momento estelar el explosivo trompetista Quentin Collins, cuya improvisación fue acompañada por las palmas del respetable.



Morricone

Un guiño a nuestra tierra, aún de forma muy indirecta, llegó con el momento Morricone. Sin recurrir a ninguna de sus melodías de la ‘Trilogía del Dólar’, Kyle se colgó su bajo eléctrico para ofrecernos una emotiva versión de un clásico del cine italiano, ‘Cinema Paradiso’. El alegre swing aterrizó con la más inmortal obra de Henry Mancini, ‘The Pink Panther’, que incluyó uno de los más destacados solos del pianista Andrew McCormack. Encarando el final, llegó una de las colaboraciones con su famoso progenitor, en la reciente y muy celebrada ‘Gran Torino’, que dio paso al trepidante ‘Skyfall’, donde el batería Chris Higginbottom realizó su único pero espectacular solo de la noche.



El quinteto volvió al escenario con un regalo para nuestra región en forma de composición: ‘Andalucía’, incluida en su disco ‘Songs From The Chateau’ (2011) y que posiblemente ha recuperado para esta gira por nuestro país.


Dejando el buen sabor de boca de unos evocadores sonidos que mezclaban con acierto el bop con lo andalusí, abandonaba el escenario un sonriente Kyle, el único Eastwood que ha pisado nuestra tierra en este siglo XXI.


Temas relacionados

para ti

en destaque