Medio siglo de ‘Patton’

Se cumplen 50 años de la filmación que revolucionó la ciudad

Fotograma de la película.
Fotograma de la película.

Una panorámica de la Alcazaba vista desde el Cerro de San Cristóbal nos traslada a la Malta de 1943. Desde allí, un general norteamericano explica a unos soldados que en la fortaleza que avistan, cerca de 800 Caballeros de Malta soportaron el asedio de 40.000 soldados turcos en 1528. A este general le gusta la historia y admira, como el que escribe este relato, a otro general, Napoleón Bonaparte. Este hombre culto y belicoso es George Smith Patton, uno de los héroes norteamericanos de la II Guerra Mundial y objeto de una de las mejores películas bélicas del cine.


Almería fue elegida, junto con Valencia, Alicante, Madrid, Segovia, Guadalajara y Los Pirineos, para filmar gran parte de la película ‘Patton’, dirigida por Franklin J. Schaffner, con Francis Ford Coppola al mando del guion y con las interpretaciones inolvidables de George C. Scott y el mejor actor secundario que ha dado Hollywood, Karl Malden. Este año se cumplen 50 años del rodaje, que, del 10 de marzo al 15 de abril de 1969, trajo toda la maquinaria cinematográfica americana al desierto de Tabernas, a Uleila del Campo y a nuestra capital.


Una de las escenas más recordadas es la llegada del Mariscal británico Montgomery a la Plaza de la Catedral, donde ya le espera Patton al frente de las tropas americanas. Así recogía LA VOZ  la alteración de la vida cotidiana de los almerienses con el trajín del rodaje: “El apacible sosiego de la hermosa Plaza de la Catedral se vio alterado a esta primera hora de la tarde por el trepidante ruido de los pesados camiones y material de guerra que se han trasladado tras varios días de rodaje en las ramblas de Tabernas y de Cabo de Gata”.


Conservación
Almería tiene una relación difícil con su patrimonio y ‘Patton’ ofrece, también, la oportunidad de lamentar la pérdida de este y las barrabasadas que se hicieron en el rodaje de la escena, como en la Plaza de la Catedral, que perdió todo su vegetación y su mobiliario para dejar un solar digno de un bombardeo. En 1970, parte de la recaudación de la película fue a parar a la reconstrucción de la plaza, cuya pequeña rotonda y jardines aún están en el imaginario de gran parte de los vecinos de Almería. Al fondo, además, podemos observar también el antiguo edificio del Colegio Diocesano, que fue sustituido a finales del Siglo XXI por el actual, que rompe toda estética de la plaza. ¡Ay, Almería!


Antes de la llegada a Messina, las tropas aliadas tuvieron que liberar Palermo, punto de disputa entre Patton y Montgomery, dos primeras espadas con unos egos superlativos. El Parque Nicolás Salmerón se atestó de almerienses entusiastas que vitoreaban a los liberadores (algún romántico soñó con esa escena en España, pero en la realidad de 1945). La escalinata del Paseo San Luis nunca lució tan majestuosa como cuando la jerarquía eclesiástica recibió a Patton y a sus soldados. Majestuosa también es la chica que mira a cámara en un face to face con los espectadores.


La provincia de Almería, que se convirtió también en Túnez y en protagonista de unas de las batallas decisivas contra las tropas del Mariscal alemán Erwin Rommel. Asimismo, las ramblas de Tabernas y de Cabo de Gata fueron el escenario perfecto para que Patton contrarrestara la inteligencia del ‘Zorro del desierto’ usando sus mismas tácticas de guerra.


Reconocimientos
El rodaje de la película se extendió durante un extenuante mes. El 15 de abril se dio por finalizada la filmación de las escenas en Almería y el equipo de rodaje se dirigió a Guadalajara. Al día siguiente, la 20th Century Fox, productora del film, invitó al Delegado de Información y Turismo (y a su señora) a un cóctel de despedida en el Gran Hotel, búnker de los guionistas y de parte del reparto. Mucha culpa de que ‘Patton’ se rodara en Almería la tuvo Eduardo García Maroto, director español de producción, que facilitó el contacto entre la productora norteamericana y el equipo de localizaciones y la burocracia del gobierno.


‘Patton’ ganó siete premios Oscar, entre ellos Mejor Película, Director, Actor y Guion. Y uno muy especial: el de Mejor Diseño de Producción, que fue para los españoles Antonio Mateos y Gil Parrondo. Este último, uno de los grandes directores artísticos de la época dorada del cine almeriense. Y Almería le dio mucho, como la posibilidad de alcanzar la gloria con la consecución de otro Oscar más por su trabajo en ‘Nicolás y Alejandra’, también de Franklin J. Schaffner, solo una año después de ‘Patton’. La dimensión de los rodajes de Almería alcanzó la gloria cinematográfica con ‘Patton’, ‘Nicolás y Alejandra’ o ‘Lawrence de Arabia’, pero para este cronista aficionado Almería siempre será de Sergio Leone y Clint Eastwood.


Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/5/vivir/173377/medio-siglo-de-patton

 

más leídas

últimas de Vivir

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.