Carlos González: "En este año del bicentenario hemos avanzado en el conocimiento de Torres"

Ha terminado el año del bicentenario del nacimiento de Antonio de Torres, y es hora de hacer balance.

Carlos González, a la entrada del Museo de Guitarra ‘Antonio de Torres’ de Almería, la pasada semana.
Carlos González, a la entrada del Museo de Guitarra ‘Antonio de Torres’ de Almería, la pasada semana.
Guillermo Fuertes
23:22 • 14 ene. 2018

Carlos González es un hombre tranquilo, que habla despacio. Su vida ha estado dedicada a la lutería, sobre todo de instrumentos antiguos, y se nota cuando habla de un mundo, y un oficio, que conoce desde dentro.


Termina el año del bicentenario de Antonio de Torres. ¿Cómo ha quedado, qué balance hace?
Pienso que ha estado bien. Se han hecho cosas. Se ha montado la exposición, que ha tenido mucho éxito. Se realizaron las jornadas de estudio. Se han hecho cosas en el exterior, de cara al público mas general, como las guitarras gigantes que se pintaron en la Rambla… Ahora hemos presentado el catálogo de la exposición, y también vamos a publicar, en edición digital, un método de un alumno de Estanislao de Arcas que copió toda su enseñanza, hacia 1850. Hemos hecho un facsímil que todo el mundo se podrá descargar en la web del museo.


Interesante.
Creo que se ha avanzado globalmente en el conocimiento de Torres. En Almería se le ha dado a conocer, que era importante. Y, a nivel internacional, ha habido una buena repercusión de nuestra exposición y nuestras actividades.
¿Se podía haber hecho mas? Pienso que sí. Por ejemplo, creo que podía haber habido mas conciertos... Pero, bueno, me doy por satisfecho. Es lo mas importante que se ha hecho en torno a Torres en España. Y quitando la exposición que hay en estos momentos en Cremona, que es del mismo nivel, creo que esta es, sin duda, un buen referente.


¿Y cómo darle continuidad a todo esto?
Bueno, en mi opinión, el museo debería empezar a pensar seriamente en crear su propia colección de instrumentos. Tener algunas guitarras de Torres en propiedad. El museo necesita adquirir instrumentos, y abrirse a la gente y pedir incluso que se realicen donaciones, que es algo que se hace en todo el mundo. En fin, no depender solo de exposiciones temporales, porque cuando se van te quedas sin nada, con el museo vacío de instrumentos hasta que llegue la próxima.




Es cierto.
Y, por otra parte, creo que hay que ir desarrollando una web propia del museo, en la que se pueda consultar todo lo que se haga. Hasta ahora, la gente no tiene acceso a lo que se ha hecho. No hay dónde encontrarlo, dónde consultar... Este museo necesita una web potente donde se recojan los contenidos que genera, y queden para consulta en todo el mundo. Es ir consolidándolo con elementos que ya existen en otros museos, y a los que aquí aún no hemos llegado.
Hombre, en estos momentos, una buena web es imprescindible en un museo.


Otra cosa que haría falta es un plan de actuaciones para el funcionamiento de la casa-museo de Torres en La Cañada. No puede estar cerrada ahora indefinidamente hasta que haya otra actividad sobre Torres. Hay que darle contenidos, y que haya una ligazón entre el Museo de la Guitarra y la casa-museo de La Cañada, mucho mas cercana de lo que hay ahora. Porque esa casa es un punto de referencia. Ahí enfrente nació Torres, ahí vivió sus últimos años, y construyó guitarras fantásticas. Ese sitio hay que revalorizarlo, y hay que darle la importancia que tiene.


La figura y la obra de Torres aún necesitan mucho estudio, ¿será este año el comienzo de una nueva etapa?
Hay mucho por hacer, muchas lagunas todavía. En el libro de Romanillos se ve. Tienen que entrar historiadores y musicólogos. Fíjate, ayer me llamó un musicólogo de La Cañada, Alonso Rodríguez, que vive en Alicante, y va a hacer su tesis sobre Torres. Fue una gran alegría.


Sin duda.
Yo creo que, más que entender a Torres, habría que entender la guitarra almeriense. Antes de Torres se construía en Almería, y hay que avanzar en ese tema. Siempre pensamos que es que se fue a Granada, pero… Aquí se ha expuesto una guitarra de Díaz, de 1840, que ya tiene características como la de Joaquín Ruiz. Tenemos que estudiar qué se hacía en Almería antes de Torres, para conocer de dónde bebió.


Claro.
También la gente que aprendió de él. Joaquín Alonso, los Moya... Y luego, avanzar en Torres. Por ejemplo, Granada. Bueno, ¿cuánto tiempo estuvo allí, dónde estuvo..?


Y Sevilla, y Madrid...
Creo que este museo debe ser un faro para iluminar la figura de Torres, para indicar que aquí hay algo. Quiero que aquí se cree un centro de estudios sobre instrumentos de Torres, que se pueda restaurar alguno, que se hagan planos… Y no basta con lo que se ha hecho. En Almería hay instrumentos que todavía no están expuestos, y queremos que la gente tome conciencia de que Torres es un personaje importante, y quien posea sus instrumentos tenga la confianza de dejarlos para exposiciones temporales, para estudios… 


Precisamente, hace unos meses se abrió la escuela de lutería, ¿cómo va?
Pues bien, tengo ya un buen grupo de alumnos. Cinco, que es lo que admito normalmente. Todos de Almería, por ahora. Y estamos trabajando para buscar otros profesores que quieran venir, incluso gente de fuera para cursos de fines de semana.


Ya está abierta, que era lo que había que hacer. Ahora hay que desarrollarla, y hacer que haya más profesores, con cursos de otros instrumentos, incluso, que no sean necesariamente de guitarra: mantenimiento de violines… 


Otros instrumentos.
La idea es que en este museo de la guitarra Antonio de Torres se construyan guitarras, fundamentalmente, pero también otros instrumentos, pues Torres fue un constructor. Y que quizá, con el tiempo, pueda surgir aquí una escuela mas establecida. Es decir, siguiendo ya la normativa legal de enseñanza, que puedan formarse gente mas completa, digamos, no de una forma puntual.


Eso sería magnífico.
La idea es ir creando afición a la construcción del instrumento. Que la gente, los niños, vean cómo se hacen las cosas, y luego, bueno, si se pudiese ampliar para otros instrumentos, con otros profesores... Desarrollar, en definitiva, el gusto por la lutería. 



Temas relacionados

para ti

en destaque