“Es intuitivo, preciso y no se arruga nunca”

Juan Manuel Maldonado, scouting del fútbol brasileño, habla de Kaiky Fernandes

Juan Manuel Maldonado ha desgranado las cualidades de Kaiky Fernandes.
Juan Manuel Maldonado ha desgranado las cualidades de Kaiky Fernandes. La Voz
Carlos Miralles
12:15 • 12 jul. 2022 / actualizado a las 12:27 • 12 jul. 2022

La UD Almería se hace con Kaiky Fernandes, uno de los centrales más cotizados del mercado. A sus 18 años se encamina al Power Horse para dar el salto a Europa, y es que los rojiblancos pusieron 7 millones encima de la mesa para arrebatárselo al FC Barcelona. Pero, ¿cómo es este futbolista?. Juan Manuel Maldonado, scouting del fútbol brasileño y propietario de Fútbol y Progreso, analiza con LA VOZ los puntos fuertes y débiles de la nueva estrella de la plantilla de Rubi.


El Almería se encamina al fichaje de unas de las mayores promesas brasileñas de los últimos años, aunque no se trata de un jugador ofensivo, vertical, habilidoso, rápido y gambeteador. Kaiky Fernandes (año 2004) es un central serio, sin florituras, pero que tienen innato el arte brasileño con el balón en los pies. Nacido en Santos, desde pequeño ha destacado por jugar, usualmente, con rivales y compañeros mayores de su edad. Posiblemente a raíz de esto, ostenta una gran madurez en el terreno de juego.


No le viene grande



Una toma de decisiones magnífica, una tranquilidad y temple para salir airoso de la presión rival que asombra y un carácter fuerte, con personalidad, pero no agresivo. En los últimos años, Kaiky ha llegado a ser capitán con Brasil Sub17 cuando tenía 15 años. Con la misma edad, jugaba para Santos Sub20. Con 17 años, ya en 2021, era titular indiscutible para el primer equipo del club santista. Jamás se ha arrugado ante los retos y nunca se ha sentido inferior por la diferencia de edad. He tenido la oportunidad de ver partidos de él desde los catorce o quince años y siempre destacaba. Ahora, en su salto a España, está ante una prueba más para demostrar su valía.


Salida de balón



Como puntos positivos, además de la madurez anteriormente descrita, se puede citar en el plano defensivo, su gran anticipación y lo intuitivo que es para adelantarse al rival o cortar la jugada de ataque. Con el balón en los pies, su precisión de pase en corto, su salida de balón con conducciones hacia la línea central del mediocampo y la capacidad de eludir la presión rival en zonas más comprometidas del campo. En ataque, se zafa bastante bien del rival del marcaje contrario, pero es algo que le está costando más en el fútbol profesional que en los escalafones inferiores y sus buenos números goleadores se han visto frenados porque además debería mejorar su cabeceo. No obstante, es el segundo jugador en la historia de la Copa Libertadores en anotar un gol en la competición, y el más joven de Santos en anotarlo en dicho torneo.


Puntos a mejorar



Pero, como todo jugador, tiene sus puntos débiles. El más llamativo, es su juego aéreo. Y es que con 1,86 metros de estatura, resulta curioso como el año pasado a lo largo de la liga brasileña solo ganó el 52% de los duelos aéreos, cuando lo normal sería situarlo en diez puntos más. También hay que poner de relieve que es bastante inseguro a la hora de hacer tacklings. Me resulta muy fiable aguantando al rival de pie, pues tiene más soltura para robar la pelota o acabar la jugada de ataque. Pero a ras de suelo, pierde más. Y por último, pese a que he nombrado su buena salida de balón, especifiqué en corto porque en balones largos aún no tiene la precisión adecuada. Pero en éste último caso, estoy convencido de que va a mejorarlo, pues tiene las cualidades necesarias para ello.


Golpe al mercado

Pienso que estamos ante uno de los movimientos del verano. Es un futbolista que tiene absolutamente todo para triunfar en el fútbol y en un futuro ser un fijo en la selección brasileña absoluta, con la cual aún no ha debutado. Ahora bien, con su tan temprana edad, merece la pena ir con pies de plomo, valorando cada decisión que se tome de él, y lo lógico sería esperar un rendimiento in crescendo conforme pase la temporada o incluso los años. Sería conveniente tener paciencia y fe al principio. Y por supuesto, evitar comparaciones que se pueden leer en Internet con centrales de una categoría excepcional y con una trayectoria profesional de élite a su espalda. Aunque el fútbol brasileño ha evolucionado muchísimo en los últimos años (más de lo que pueden pensar los lectores de éstas humildes líneas), lo cierto es que aún hay un salto cualitativo de ritmo de partido, de juego táctico y, en su caso, le tocará pelear cuerpo a cuerpo con delanteros con una experiencia en Europa de mayor o menor envergadura.


Además, con la contratación de Kaiky Fernandes, la U.D. Almería continúa con su buena política de fichajes de jugadores con posible revalorización de venta. Pasó con Darwin Nuñez, este verano es Sadiq el que acapara los rumores de un millonario traspaso y, si nada se tuerce, el brasileño podría ser en un futuro otro de los nombres con el que el club andaluz podría hacer caja en su buena política de crecimiento.


Temas relacionados

para ti

en destaque