El resultado no lo tapa todo

Los equipos grandes no regalan

Toni Villa remata a placer el segundo gol del Real Valladolid.
Toni Villa remata a placer el segundo gol del Real Valladolid. LaLiga
Tony Fernández
07:20 • 18 abr. 2022

El Almería sale vivo de Valladolid con un golpe de suerte y el ascenso a Primera División lo tiene en su mano pero no todo lo ha tapado el resultado cosechado ante un rival que le superó y hasta le perdonó.


La pegada del Almería y los resultados han salvado muchas cabezas en los banquillos pero el entrenador del Almería salió de Valladolid con la cabeza como un bombo pensando en los dos goles que le hizo su rival con desajustes en defensa imperdonables.


La felicidad de la plantilla y del cuerpo técnico es compartida por los aficionados que no son tontos y vieron a su equipo sufriendo como estaba esperado en Valladolid y regalando dos goles a un rival que no te perdona.



Vulnerables

Los futbolistas del Almería cuando no tienen la pelota pasan a ser como todos. Se desajustan, se ven superados y miran a la banda en demanda de soluciones. Si no tiene la pelota el equipo de Rubi todo puede pasar en su área.



Pasó muchos apuros en Valladolid cuando cada vez que atacaba el Almería generaba alta tensión en la defensa rival pero le quitaron la pelota. Pacheta llevó siempre el partido a su terreno y pese a adelantarse en el marcador el equipo que vestía de verde fue a remolque.


Desajustes



No se entiende como la línea de rechace (no es nuevo) esté siempre poblada de contrarios y la defensa hundida sobre Fernando cerca del área pequeña. Dejar a Roque Mesa solo en la frontal fue imperdonable y costaba el primer gol.


El segundo superó al primero porque el remate de Toni Villa desde el punto de penalti sin un solo defensor cerca es para ponerlo en vídeo antes de cada entrenamiento. Dos errores imperdonables que no es la primera vez que suceden.


Al ataque

Cuando el equipo busca a Sadiq y genera peligro los rivales se vuelven locos y Rubi respira viendo que la pelota está alejada de su área donde existen problemas desde la primera jornada de competición.


Se ha dejado la portería a cero muchas veces pero el equipo no ha sabido ajustarse debidamente para ser fiable atrás. No todo lo tapan los resultados y en la medida que el entrenador haya tomado apuntes llegarán tiempos mejores.


No basta con tener un buen calendario. Los equipos grandes no regalan.


Esto no es opinión, es información.


Temas relacionados

para ti

en destaque