Siguen sin aclararse las causas de cuatro de cada diez incendios forestales recientes

La Brigada de Investigación de la Junta ha descubierto ya el origen del 56 por ciento de los fuegos en el campo

Investigador
Investigador
La Voz de Almería
03:00 • 29 sept. 2014

Las cifras provisionales del total de siniestros investigados hasta el 31 de agosto, indican que la Brigada de Investigación de Incendios Forestales ha esclarecido las causas del 56,41% (18,56% intencionados, 25,42% negligentes, 3,77% naturales, 3,49% accidentales y 5,17% desconocidos). El resto se encuentra en fase de investigación.

Alta eficacia La pasada campaña, los agentes dieron con las causas y motivaciones del 83,54% de un total de 790 siniestros en suelo forestal que se registraron en Andalucía. La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio cuenta con ocho (BIIF) adscritas al dispositivo para la  Prevención y Extinción de Incendios Forestales de Andalucía, el Plan Infoca. Cada equipo, uno por provincia, lo forman entre ocho y diez agentes de Medio Ambiente, formados y especializados en determinar las causas y motivaciones de los fuegos e identificar al autor o autores de los mismos.
Todos los integrantes de las BIIF han realizado cursos de formación de causas de incendios forestales. Estos conocimientos se complementan con jornadas de trabajo organizadas por la Consejería, además de numerosas prácticas sobre terrenos incendiados, lo que permite a los nuevos agentes realizar inspecciones oculares con las que adquieren experiencia, siempre acompañados por miembros de la brigada  más veteranos que ejercen de instructores.

Un coordinador  Al frente de cada equipo provincial se encuentra el coordinador de los agentes, como responsable de la parte operativa, el Centro Operativo Provincial (COP) correspondiente, es el encargado de supervisar el apartado técnico. Las brigadas operan de forma conjunta con la Unidad de Policía adscrita a la Junta de Andalucía y Guardia Civil con objeto de esclarecer también la autoría de los incendios.
El modelo de trabajo y la experiencia desarrollada por las BIIF han servido de guía a otros campos competenciales de la administración ambiental andaluza, concretamente para las pesquisas en casos relacionados con el envenenamiento de la fauna silvestre u otros delitos o infracciones administrativas de índole ambiental, lo que ha significado un espaldarazo a la labor de los agentes.

Material nuevo  La constante renovación del material utilizado por estos profesionales garantiza la calidad de su trabajo para determinar con precisión el origen de las llamas, lo que tendrá una incidencia directa en que, en su caso, la correspondiente denuncia tenga solidez suficiente como para que un juez de Instrucción pueda abrir diligencias contra el o los responsables de un incendio.


El CSI del fuego Estos investigadores son expertos en técnicas de reconstrucción de siniestros forestales, determinación de pruebas físicas y esclarecimiento de hechos causales. Elementos como la propagación de las llamas, la hora del inicio del fuego, las condiciones del terreno o el número de focos constituyen el punto de partida sobre el que fundamentar las pesquisas.  Las tareas de investigación profundizan en   la causa, elaborándose por cada uno de los siniestros un completo informe. La labor de la BIIF se considera fundamental para el esclarecimiento de numerosos fuegos.





Temas relacionados

para ti

en destaque