Vera

La nueva desaladora de Vera no se ubicará en primera línea de playa

Alfonso García detalla que se producirá agua como para abastecer a toda la población actual

Imagen de archivo de una depuradora en Vera.
Imagen de archivo de una depuradora en Vera. La Voz
G. Mirón/ M. Ginés 09:00 • 02 jun. 2022

La localidad de Vera ha sufrido un déficit hídrico en los últimos quince años pero ahora se ha abierto la posibilidad de terminar de forma definitiva con esta problemática tras la reciente aprobación de una nueva desaladora para el municipio. Se trata de uno de los proyectos más importantes que se han planteado hasta ahora por el Ayuntamiento en materia hídrica.

La construcción de una desaladora para el municipio aprobada este martes por el Ayuntamiento será una iniciativa público-privada promovida desde el Consistorio y que estará ubicada en unas parcelas ubicadas en una zona próxima a la playa.

Para su futura construcción y con vistas a que sea una realidad en 2027, el Ayuntamiento también ha pensado en reducir todo lo posible el impacto ambiental de la nueva infraestructura. Alfonso García, teniente de alcalde de Vera, ha explicado en la Cadena SER Levante que “no tiene por qué estar en primera línea, ahí es donde estarían los pozos o las tomas de agua salada, pero la desaladora en cuestión estaría en la segunda línea de la costa, bastante en el interior, en una parcela donde no haya impacto visual ni ambiental”.

El edil veratense asegura que antes de la construcción, por supuesto, habrá que tener todos los informes que correspondan para que sea viable esta obra. “La instalación de la desaladora marcará el destino de este bien básico para el municipio” apostillaba el teniente de alcalde.

Es un paso muy importante para el municipio y que ya cuenta con el visto bueno por parte de la Junta de Andalucía. Los grandes hitos que esperan llegar en los próximos años a Vera, como la llegada del AVE o los grandes intereses en el desarrollo industrial y urbanístico que la acompañarán, hacen que la localidad tenga que estar preparada para afrontar la demanda de un bien básico que aumentará notablemente en los próximos años.

¿Quién desembolsará los 22 millones?
 “La idea es sacar a licitación la construcción de esta infraestructura hídrica, hemos contactado con muchas empresas del sector que estarían dispuestas a llevar a cabo la construcción y la explotación de la misma, por lo que la haríamos sostenible financieramente”. Es decir, según cuenta el edil veratense, sería la empresa la que afrontase la totalidad de la inversión, estimada en unos 22 millones, para su construcción, mientras que el Ayuntamiento pondría los terrenos e impulsaría el proyecto. “La empresa concesionaria tendría que construirla y llevar a cabo su explotación”, explica García.

Actualmente el Ayuntamiento ya ha comenzado sus inversiones en el ámbito del suministro líquido. El Consistorio ha invertido en la segunda toma de Aquamed desde la desaladora de Carboneras que dará seguridad en este ámbito, además han renovado todas las instalaciones en alta y han realizado una serie de inversiones que han aportado mayores recursos hídricos para desarrollar los pequeños proyectos que llevaban atascados varios años, como pueden ser la construcción de dos polígonos industriales que se van a poner en marcha en breve.




Con la construcción de esta desaladora se corregiría finalmente este déficit durante las próximas décadas. Las nuevas instalaciones producirán 5 hectómetros cúbicos, pero estaría preparada para poder ir aumentando su capacidad hasta los 10 hectómetros cúbicos.

en este sentido, cabe destacar que la población de Vera consume en torno a 3 hectómetros cúbicos, es decir si se empieza a desarrollar toda la zona de la costa que está pendiente, se necesitaría en torno a un hectómetro cúbico más en los próximos 5 años. Esta nueva desaladora, por tanto, produciría la cantidad de agua suficiente para la Vera de hoy en día, que junto al resto de fuentes de suministro de agua como la desaladora de Carboneras, se estaría ya solventando la disponibilidad hídrica en los próximos 15 o 20 años.

“Vera sería autosuficiente no dependería de ninguna comunidad de regante ni de ninguna administración supramunicipal para poder desarrollarse como se espera que pase” concluye Alfonso García, teniente de alcalde veratense.




Temas relacionados

para ti

en destaque