Roquetas de Mar

Roquetas como corazón de la pasión Ferrarista de la provincia

Más de cien asociados y 17 coches registrados conforman ‘Scuderia Ferrari Club Almería“

José Manzano tiene contabilizaos más de 30 vehículos Ferrari existentes en la provincia.
José Manzano tiene contabilizaos más de 30 vehículos Ferrari existentes en la provincia. La Voz
Víctor Navarro 16:24 • 04 abr. 2022 / actualizado a las 17:45 • 04 abr. 2022

Hace un mes los amantes del motor ponían sus ojos en la provincia de Almería cuando se hicieron eco del nombre ‘Ferrari Western Tour 2022’, a través de las declaraciones del presidente de ‘Ferrari Club Passione Rossa’, Fabio Barone, que señalaba a Tabernas como la mayor concentración de propietarios de vehículos del Cavallino Rampante realizada en un desierto europeo. Esta noticia cogió de sorpresa a una de las personas más eruditas en vehículos Ferrari que pasea por Roquetas de Mar, José Antonio Manzano, presidente de ‘Scuderia Ferrari Club Almería’.


Como buen ferrarista que es, Manzano, al conocer la existencia de la iniciativa ‘Ferrari Western Tour 2022’ se entrevistó con los delegados de ‘Ferrari Club Passione Rossa”, así como con su presidente, para transmitirle la disposición del club almeriense a colaborar con el evento.



Esta asociación sin ánimo de lucro, de propietarios y aficionados de vehículos de la marca italiana obtuvo su reconocimiento como club oficial de Ferrari en el año 2014 en la fábrica de Maranello. Con sede en Roquetas de Mar, ‘Scuderia Ferrari Club Almería’ forma parte de los siete clubes oficiales Ferrari existentes en España, y desde su creación ha tomado como referencia las estructuras de las mejores entidades de propietarios y de 'tifosi' afiliadas a Ferrari a nivel mundial.


Las lagrimas de Maranello



Todo comenzó cuando José Antonio Manzano visitó la fábrica del Cavallino, cuando era miembro de otro club. Al pararse frente al coche de sus sueños, exhibido bajo medidas especiales de seguridad, la emoción le embargó hasta hacer visible su pasión por la imágen que se ofrecía ante él. “se dice que la pasión se lleva en los genes, y cuando ví el F-250 GTO, se me saltaron las lágrimas”.


Ese momento emotivo no pasó desapercibido para uno de los dirigentes de los clubs oficiales de Ferrari, que conmovido por la reacción de Manzano, se aproximó a él y dijo “nosotros necesitamos gente así para representarnos en España, ¿De dónde eres?” La respuesta necesitó un mapa para ilustrar la existencia de Almería al directivo italiano, y en un mundo donde el glamour del nombre de la ciudad es motivo para alcanzar este reconocimiento, por ejemplo París o Abu Dabi, una expresión sincera de sentimientos le valió a Almería para tener su propio club.



Las prácticas de esta embajada ferrarista en Roquetas de Mar, que cuenta con más de un centenar de asociados y 17 vehículos registrados, se centran en buscar rutas y circuitos para sus socios propietarios y la organización de eventos y exposiciones enfocadas para los aficionados, así como la colaboración con negocios de la ciudad, para dinamizar el comercio local.


Como plato fuerte de su agenda se encuentra el viaje anual a la fábrica de Ferrari para sus asociados, una experiencia irrepetible para aquellos que cruzaron las puertas de su Paraíso particular en 2018, cuando se realizó la última visita, antes de la pandemia.


Sherlock Holmes del Cavallino Rampante

El carburante corre por las venas de Manzano y esa energía la ha utilizado para investigar hasta el último tornillo de cada vehículo que se encuentra en su camino y fotografía “en la provincia de Almería hay alrededor de 34 Ferrari” .


Esta locura, propia de un tifosi, le ha llevado a crear una de las grandes bases de datos privadas de información ferrarista, y de otros super deportivos existentes en España, a la que propietarios del país acuden para pedir información de sus propios vehículos. “Me enviaron una foto de  Lamborghini Euros recién comprado y que no había llegado aún a Almería, cuando ví la instantánea opiné que el color azul le quedaba mejor que el amarillo y el dueño me preguntó de qué estaba hablando, si el coche es azul. Acto seguido le envié una foto de ese mismo vehículo vinilado en amarillo”.


Esta labor detectivesca que realiza Manzano de la cultura ferrarista, ha servido para que algunos propietarios no se vieran abocados a deshacerse del coche de sus sueños por el alto coste que implica adquirir recambios de piezas para arreglar las averías de los Ferrari clásicos.


Este fue el caso de un desesperado propietario de un F-288 GTO del año 84, que localizó al almeriense para informarle de un problema en la bomba de gasolina  que hacía imposible conducir el coche sin correr el riesgo de incendiarse. Al referirse a un coche de edición limitada, las piezas destinadas al F-288 habían sido descatalogadas y la única solución posible era enviarlo a Italia y hacerle la pieza a medida en la fábrica. Una inversión que alcanzaría los 40.000 euros y que no encajaba con el presupuesto del afectado ferrarista.


Después de examinar coche y avería, Manzano encontró una pieza compatible con Ferrari, en el interior de un Lamborghini de competición y que costaría, junto con el envío a España 600 euros. “imagínate, de vender el coche a rescatarlo por casi nada. Me preguntó que quería a cambio, le dije que sigamos siendo amigos. Esa es la esencia de Ferrari Club Almería. Porque un buen contacto es la mejor manera en la que te pueden pagar”.


Temas relacionados

para ti

en destaque