Níjar

La Guardia Civil lanzó dos señuelos a Ana Julia

La mujer sacó el cadáver de un pozo en Rodalquilar y viajó hasta la Puebla de Vícar  

Ana Julia Quezada, durante la concentración del viernes por Gabriel.
Ana Julia Quezada, durante la concentración del viernes por Gabriel.

Los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil colapsaron la pequeña calle de Vícar. La sospechosa quedó bloqueada a los mandos de su automóvil. En pocos segundos, Ana Julia Quezada apoyaba el pecho contra el capó y prestaba sus manos a los grilletes colocados a la espalda.


La mujer apenas podía moverse y, con el cuerpo del menor Gabriel Cruz envuelto entre mantas en la parte trasera del coche, aún tuvo tiempo de lanzar desesperada un grito de inocencia. “Yo no he sido, he cogido el coche esta mañana”, espetó. 


La maniobra de la Policía Judicial de la Guardia Civil fue quirúrgica. Los investigadores llevaban días siguiendo el rastro de la pareja sentimental de Ángel Cruz como principal sospechosa de la desaparición del menor el pasado 27 de febrero en Las Hortichuelas.


El hallazgo de la camiseta cerca de la depuradora tuvo un efecto contrario. Entre cientos de voluntarios desplegados en la zona parecía poco probable que la propia Ana Julia Quezada se topara con la camiseta de Gabriel Cruz, una prenda no reflejada en el informe inicial sobre la desaparición. 


La investigación estaba encauzada, pero la localización del menor era prioritaria. A pesar de la enorme presión, los investigadores mostraron profesionalidad y paciencia. Era cuestión de tiempo. 


La UCO tendió una trampa a la presunta asesina de Gabriel Cruz. Necesitaban ‘mover el árbol’. Los agentes comunicaron dos informaciones falsas desde el pasado viernes sobre el sentido de la investigación.


La segunda aludía a unas supuestas imágenes de las cámaras de seguridad de un hotel de Níjar que habría captado un vehículo sospechoso de su implicación en el secuestro del pequeño Gabriel Cruz. 


Un error
Y llegó el error. Desbordada por la amenaza del hallazgo del cuerpo en las batidas por la comarca, Ana Julia Quezada condujo hasta el entorno de Rodalquilar. Tomó un camino de tierra ubicado al sur de la población y sacó el cuerpo del niño de un pozo cercano a la llamada Rambla de la Soledad


La Benemérita captó el instante, pero esperó hasta el último momento para culminar la detención de la presunta asesina. Los agentes siguieron a Ana Julia Quezada durante una hora hasta la Puebla de Vícar y, unos metros antes de acceder a su vivienda, la UCO soltó las cadenas y culminó el arresto.


Unos 13 días después de la desaparición de Gabriel Cruz en un camino de Las Hortichuelas, la Benemérita consiguió recuperar el cuerpo en el maletero de la presunta asesina.


Ahora bien, la investigación no está cerrada. Quedan cabos sueltos para reconstruir paso a paso la secuencia de hechos y comprobar si existen otras personas presuntamente implicadas en el trágico episodio.


Forenses
Las pesquisas mantienen tres focos abiertos. El primero está en la Comandancia de la Guardia Civil de Almería donde los agentes intentan tomar declaración a Ana Julia Quezada (puede acogerse a su derecho a no declarar o, en su defecto, esperar a la comparecencia en el Juzgado de Instrucción).

El segundo punto de interés está en el Instituto de Medicina Legal de Almería, donde los forenses realizan la autopsia. Esta exploración podría dilatarse varios días, según fuentes de la investigación. 

Y, en tercer lugar, los agentes deben explorar el pozo de Rodalquilar en la búsqueda de posibles vestigios. Este lugar no fue examinado en las batidas realizadas desde el pasado 27 de febrero. Se encuentra a menos de cinco kilómetros del paraje de Las Hortichuelas.


“Son horas cruciales para la investigación”
Juan Ignacio Zoido mostró sus condolencias por el fallecimiento de Gabriel Cruz. “He hablado con Patricia, madre del pequeño, después de que la Guardia Civil le trasladara el terrible desenlace de la investigación, y le he comunicado el más profundo dolor y conmoción por la pérdida”, señaló el ministro del Interior.


“La Guardia Civil ha detenido a la pareja del padre de Gabriel cuando transportaba el cuerpo en el maletero del coche”, explicó Juan Ignacio Zoido. 


El ministro insistió en que “se deje trabajar a la Guardia Civil y que no se difundan bulos”. “Estamos en horas trascendentales para la investigación y es muy importante que se respete ese trabajo minucioso que están haciendo los agentes desde el primer día, desde el primer instante, y que no se entorpezca esta labor”, concluyó Zoido en una breve comparecencia.


 

más leídas

últimas de Provincia

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.