“La pandemia ha mostrado que el sistema estaba cogido con alfileres”

Entrevista con Germán Girela, presidente de CSIF Andalucía

German Girela en la sede de CSIF en Almería.
German Girela en la sede de CSIF en Almería. La Voz
La Voz 20:59 • 22 ene. 2022

El granadino Germán Girela fue elegido presidente de CSIF en octubre de 2019, cuando la pandemia acechaba a la vuelta de la esquina para cuestionar, entre otros aspectos, los recursos del sector público, la organización del trabajo y las relaciones laborales en general. Girela se reunió esta semana con miembros del sindicato en Almería.  


¿Son buenos tiempos para ser sindicalista? 

Para ser sindicalista no hay malos momentos porque creo que la tarea de los que estamos aquí lo hacemos por vocación de servicio. En estos momentos tan convulsos no es fácil, más cuando parece que las Administraciones están atendiendo otras prioridades que no son las condiciones laborales de los trabajadores. Pero no deja de ser un reto.



¿Se sienten más cuestionados ahora? 

Yo no percibo eso, quizás porque nuestra organización ha sufrido una gran crecimiento, incluso durante la pandemia. Quizás sea por el fórmula de sindicato independiente que tenemos. Somos mayoritarios en la Administración Pública, pero cada vez más las empresas privadas llaman a nuestra puerta. 



¿Cree que la pandemia ha desnudado los problemas del sector público? 

Sin duda. La pandemia ha puesto de manifiesto que el sistema estaba cogido con alfileres en muchos servicios esenciales. Tenemos la sanidad, que la estamos padeciendo toda la ciudadanía, y que se venía desmantelando desde antes de la pandemia. Desde la crisis de 2008 se estaba produciendo un déficit estructurales de plantilla importantísimos. Fíjese que en 2009 la tasa de reposición era del 30 %, lo que quiere decir que cada diez  profesionales que se jubilaban solo cubrían tres. Luego hubo cinco ejercicios  donde la tasa era solo del 10%.



¿La pandemia ha sido una oportunidad perdida? 

Absolutamente, no me cabe la menor duda. La Junta de Andalucía el pasado mes de octubre se permitió el lujo, y lo digo con ironía, de prescindir de 8.000 profesionales sanitarios que eran necesarios. No solo por la pandemia. Yo creo que esta sexta ola le ha debido dar un baño de realidad a la Junta. Estoy convencido que, aunque no lo digan, ellos saben que no debieron prescindir de esos 8.000 profesionales.


¿Dónde pondría el acento sobre las necesidades del sector público andaluz? 

Las Administraciones deben hacer una apuesta fuerte por el sector público básicamente en los esenciales, la sanidad, la educación y los servicios sociosanitarios. Eso es el motor que tiene que impulsar la economía y tiene que ser un ejemplo de empleo de calidad. Un escenario con servicios públicos fuertes es más atractivo para la inversión y para la reactivación económica.


¿Y una reorganización del trabajo? 

Totalmente. Esta pandemia ha puesto de manifiesto la importancia de otros formatos como el teletrabajo. Nosotros hemos negociado una nueva Ley de Función Pública, a la que solo queda el trámite parlamentario, que ha venido acompañada de medidas organizativas como el teletrabajo. Creemos que debe abordarse como un formato de trabajo con regularidad. El objetivo de la ley era modernizar el marco normativo de los empleados públicos porque teníamos un regulación antigua del año 85. Hay que avanzar en modernización, profesionalización y digitalización de la Administración.


Hemos visto los problemas de muchas administraciones públicas para atender a los ciudadanos. ¿El trabajo en la Administración es eficiente? 

La profesionalidad de los empleados públicos ha quedado fuera de toda duda. Lo que sí creo es que la Administración ha improvisado a la hora de gestionar todas las necesidades que tenían los ciudadanos en unas circunstancias complejas. Han improvisado mucho y, tal vez, por eso la ciudadanía ha podido percibir que se ha sido ineficiente. Tenemos el ejemplo flagrante del SEPE, que ha tenido que gestionar muchísimas prestaciones con muy pocos recursos humanos. Ha sido un servicio que ha sufrido la ciudadanía, pero le puedo asegurar que los trabajadores han tenido jornadas extenuantes. Los únicos responsables de la ineficiencia son las Admnistraciones que no ha previsto que pudiera ocurrir esto.


¿Qué le parece la reforma laboral? 

La llamaría “mini reforma laboral”. Creo que era necesaria una reforma y que esta anda un poco el camino hacia lo que viene marcando la jurisprudencia europea y la doctrina europea que es estabilizar el empleo en la medida de lo posible. Abunda en la figura del fijo discontinuo, de los EREs... Deroga la posibilidad de despido de empleados públicos por insuficiencia presupuestaria, lo que es muy importante para nosotros. Pero sí es verdad que no zanja cuestiones como fijar el marco de la negociación colectiva y simplificarlo o la aplicación de la jornada de trabajo y descanso según la doctrina europea. Y se deja en el tintero la modificación de la Ley de Libertad Sindical. Deja muchas cosas en el tintero.


¿Cree que el bronco debate político está afectando al avance de estas leyes? 

Lo creo firmemente. La configuración parlamentaria determina que hay textos legislativos que entran en el Parlamento pero no sabemos cómo van a salir. Un ejemplo. Nosotros acordamos la Ley de Temporalidad. Firmamos un acuerdo importante con las organizaciones de clasee y el Ministerio de Hacienda, el 5 de julio, y en el trámite parlamentario ha sufrido cambios sustanciales.


Temas relacionados

para ti

en destaque