Regantes de la vega inundan con 645 alegaciones el Registro de la Plaza Vieja

Consideran que la nueva Ordenanza Municipal del Agua secará el acuífero del Andarax

Representantes de las asociaciones de regantes ayer con sus escritos en la Plaza Vieja.
Representantes de las asociaciones de regantes ayer con sus escritos en la Plaza Vieja.

Agricultores de la vega de Almería inundaron ayer el Registro Municipal de la Plaza Vieja con 645 alegaciones presentadas contra la ordenanza que permitirá llevar hasta los hogares más agua de la desaladora de la capital.


No es que los regantes estén en contra de que se provea de más agua desalada para el abastecimiento domicilio, los que consideran es que tienen probado que el agua que se extrae no es solo del mar sino del acuífero del Bajo Andarax con el que se riegan casi 2.000 hectáreas de cultivos de frutas y hortalizas desde Santa Fe de Mondújar hasta La Cañada de San Urbano, incluyendo toda la zona de influencia de la cooperativa CASI. 


Los socios de las seis asociaciones que han presentado las más de 600 alegaciones son los de la Asociación para la Defensa de la Agricultura de Almería (ADA); Comunidad de Regantes del Bajo Andarax; Asociación de Vecinos Vega de la Cañada; Asociación de Norias y Pozos del Término Municipal de Almería; Asociación de Vecinos Bomar. La organización de exportadores de frutas y hortalizas, Coexphal, también va a someter a votación de su Junta Directiva el apoyo de estas alegaciones, según transmitió su gerente Luis Miguel Fernández.


En las inmediaciones de la desaladora hay abiertos 21 sondeos que los agricultores consideran que van a esquilmar aún más los acuíferos de agua dulce si se incrementa la captación, “quedando afectados miles de familias que viven de la agricultura”, expresó el presidente de la Asociación de Pozos y Norias José del Aguila.


El Grupo Municipal de Ciudadanos también ha alegado en contra de este incremento de la extracción de agua de la desaladora que está previsto que se haga efectivo a partir de enero de 2020 y que supondrá un incremento del recibo del agua del 20%, según los agricultores. El portavoz de Ciudadanos, Miguel Cazorla, ha mostrado su contrariedad con esta nueva ordenanza reguladora del agua y el alcantarillado.



El objetivo del Gobierno Municipal que encabeza Ramón Fernández-Pacheco es dejar de nutrirse en mayor medida del acuífero de los Pozos de Bernal del que llega el agua a la capital desde el Poniente almeriense. 


El punto que ha levantado la indignación de los propietarios de pozo es el del aumento de la captación de extracción de dos a cinco bastidores de la desaladora, que supone, según los regantes, un incremento de extracción de agua dulce  y salada del 250%.


Según José del Aguila,  los sondeos no están precisamente en la orilla del mar, sino a 60 o 70 metros hacia tierra firme en agujeros verticales.


 

Temas relacionados
Agua

para ti

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

en destaque