La parada de 40 barcos dejará sin marisco fresco a la provincia en febrero

Gamba, cigala, bogavante o langosta y pescados como rape o merluza son especies afectadas

Puesto de pescado y marisco en el Mercado Central de Almería.
Puesto de pescado y marisco en el Mercado Central de Almería.

Los consumidores de Almería no tendrán marisco fresco de la bahía de Almería ni de los puertos de Garrucha, Carboneras y Adra en los mercados durante el próximo mes de febrero. Vuelve la veda a la flota de arrastre, la parada biológica que impone Bruselas y que pone en barbecho los caladeros de gamba roja, cigala, bogavante y langosta y pescados apreciados como el rape, la pescadilla o la brótola.


 Estas especies tendrán que ser consumidas en bares y restaurantes de la provincia y en las cocinas domésticas procedentes de otros puertos. La medida afecta a 40 embarcaciones de puertos de la provincia, a excepción de Roquetas cuya pesquería está especializada en el palangre y artes menores. Los armadores y marineros confían en que contarán con ayudas públicas para poder aguantar durante esas cuatro semanas sin jornal. Una alternativa, para acelerar los cobros, es que los marineros se inscriban en la lista del paro y que puedan recibir una prestación que rondaría los 1.200 euros por tripulante enrolado. 


Otro de los flecos de esta parada biológica obligatoria, que afectará también a las embarcaciones granadinas -la provincia de Málaga parará en primavera- es la de la caja azul o artefacto de localización del barco. La Administración obliga al amador a mantenerla encendida para contrastar que el barco permanece amarrado a puerto y no sale a faenar. Pero los arrastreros esgrimen que supone un gasto sustancial de batería y de desgaste y, por ello, en vedas anteriores, algunos de los barcos recibieron sanciones por esta circunstancia. El último paro biológico de arrastre se llevó a cabo en la provincia en 2016 con una ayuda de tres millones de euros del Fondo Europeo de la Pesca. La flota de cerco con el arte de la traíña será la que nutra de pescado fresco del día a los mercados almerienses durante el próximo mes con especies como sardina, boquerón, jurel o caballa, principalmente. El cerco tendrá también su propia parada biológica tras la veda del arrastre.


El arrastre, llamada también pesca a la vaca, se enfrenta a recortes de esfuerzo pesquero legislados por la Unión Europea que podría suponer faenar 180 días anuales frente a los 210 que plantea el sector.


Este mes de enero, por otra parte, la Secretaría de Pesca Marítima ha elaborado un borrador con la lista de especies de 2020 que disponen de una exención a la obligación de desembarque por alta supervivencia.


Entere las especies listadas de alta supervivencia están la cigala, raya, besugo, bogavante y langosta.  


 

más leídas

últimas de Economía

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería