Los regantes de Níjar promueven dos nuevas pantanetas

Inician los trámites para contar con caudal suficiente en la punta de mayor consumo

Antonio López,  junto a investigadores de recursos hídricos del la UAL.
Antonio López, junto a investigadores de recursos hídricos del la UAL.

Los regantes de Níjar han iniciado los trámites para la construcción de dos nuevas pantanetas para embalsar agua procedente de la desaladora de Carboneras y del acuífero. Para el presidente de la Comunidad de Usuarios de Aguas de la Comarca de Níjar, Antonio López Ubeda, “se trata de un proyecto con el que llevamos tiempo trabajando y que nos permitirá aprovechar mejor un agua que llega de continuo para poder dosificar de la mejor forma posible”. 


“Las puntas de mayor consumo se producen durante los meses de septiembre y octubre y estos balsones nos ayudarán a tener mayor disponibilidad de agua en esos momentos señalados”, añade López Ubeda.


Los regantes de Níjar debatirán estas medidas en la próxima asamblea de socios que se celebrará el próximo 25 de enero en el Centro de Control de las Obras de Regadío, situado en la Carretera de Níjar.


En la Asamblea, a la que están convocados cerca de 2.500 regantes, se someterá a votación la aprobación del proyecto de la balsa ocho y las gestiones oportunas para solicitar las ayudas a la Junta de Andalucía y a Seiasa para la construcción de esta balsa.


Otro de los puntos en el orden del día es dar autorización al presidente para la compra de terrenos donde se ubicará la balsa 9. Está previsto que ambas pantanetas estén ubicadas en las cercanías de la cabecera del acuífero, entre la Villa de Níjar y la capital almeriense.


Está prevista también la incorporación de la Comunidad de Regantes de Níjar a la Federación de Asociaciones de Regante (Feral). Los regantes nijareños fueron iniciadores de este colectivo, aunque han estado fuera cerca de una década. Otros asuntos que se debatirán en la Asamblea son el informe de gestión de la Comunidad y los presupuestos de obra para 2020, así como la actualización de altas y bajas de los partícipes de la comunidad. El colectivo tiene también previsto acelerar la concesión del agua desalada de Carboneras.


La planta desalinizadora de Carboneras comenzó a dar agua desalada a los regantes del Campo de Níjar en 2005, una vez finalizadas las conexiones entre la red principal y la red de los regantes.


 Los trabajos fueron impulsados por el Ministerio de Medio Ambiente, a través de Acusur. La dramática situación que viven la mayoría de los pozos de la zona, a consecuencia de la sequía y de la salinización de las escasas aguas subterráneas, propiciaron que las comunidades  acordarán iniciar el pasado año la constitución de la Junta Central de Usuarios.

 

más leídas

últimas de Economía

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería