Venden El Chorrillo donde se rodó ‘Exodus’ y ‘Juego de tronos’ para 400 chalés

La finca de Pechina propiedad de los Eguizábal tiene un proyecto urbanizable sobre 65 hectáreas

Imponente llanura de El Chorrillo, salpicada de palmeras y de sets de rodaje, durante la filmación de Exodus.
Imponente llanura de El Chorrillo, salpicada de palmeras y de sets de rodaje, durante la filmación de Exodus.

El Chorrillo, el majestuoso escenario almeriense donde se filmaron superproducciones como Exodus o Juego de Tronos, está a la venta. Aún palpitan allí los restos de los decorados, las huellas de las correrías de caballos y camellos entre palmerales, aún están en pie los vestigios de las chozas de adobe y de imponentes palacios de fantasía, mientras los planes de los dueños de la finca son los de impulsar la construcción de una gran área residencial mediante un grupo inversor aún por definir.


El proyecto en los terrenos de los herederos del empresario riojano, Marcos Eguizábal, y de herederos de Francisco Navarro Pérez, se articula en torno a una superficie de 65 hectáreas urbanizables en las que se prevé edificar unos 411 chalés sobre una parcela de 600 a 800 metros cada una, con una edificabilidad del 33% cada parcela.


Este sector urbanizable cuenta con 10.600 metros para construir un club social. El complejo, debajo del Balneario de Sierra Alhamilla, en término municipal de Pechina, está situado a diez kilómetros de la capital. No es ni mucho menos un proyecto nuevo: en 1996 ya empezó a tramitarse el plan de edificación de este macrocomplejo situado sobre una formidable llanura ocre por iniciativa, entonces, de la promotora ‘Palmeras de Sierra Alhamilla’, pero nunca llegó a cristalizar. 


A través de estos años, a falta de ladrillo, los propietarios han rentabilizado parcialmente el impresionante paraje con los haberes recibidos por los rodajes cinematográficos, salpicados por competiciones de paintball, una especie de juego de estrategia bélica, junto a las higueras frondosas del antiguo cortijo de Miguel Torres y al primitivo pozo del que toma el nombre este cigarral almeriense. Más arriba hay una reciente granja de gallinas de huevos camperos, antes de llegar al poblado de los Baños, donde está situado el Balneario de origen árabe, propiedad de Isidro Pérez Molina.


Durante las seis décadas de historia del cine en Almería, Pechina ha sido escenario de varios rodajes. El más recordado de los últimos años fue el de ‘Exodus: Dioses y reyes’, de Ridley Scott, que tuvo lugar en El Chorrillo. Los Baños de Sierra Alhamilla, por su parte, han visto pasar a producciones como ‘Tierra brutal’, ‘El salvaje Kurdistán’ y ‘El hombre, el orgullo y la venganza’.  La filmación del primero de estos títulos, dirigido en 1962 por Michael Carreras, transcurrió además en el Llano de los Alacranes, en Palmeral del Campello y en la Rambla Espinaza. El propio municipio de Pechina recibió en 1968 al equipo de ‘Mercenarios sin gloria’, de André de Toth.


Aquel trenecito que llevaba a los Baños
El origen de El Chorrillo, fue aquella antigua estación del ferrocarril minero, conocido como el Trenecito de Sierra Alhamilla, a los pies del rico caladero  de la mina Casualidad. Desde ese remoto apeadero, inaugurado en 1897, se cargaba hierro en las vagonetas con destino al cargadero del Cable Inglés en Almería. Después se amplió el servicio también a pasajeros y fue utilizado por la burguesía almeriense para  viajar hasta el balneario a tomar baños, en una hora y media de viaje, tiempo en que se cubrían los 17 kilómetros. El tramo final desde la Estación de El Chorrillo a las termas lo cubrían a lomos de mulas enjaezadas para la ocasión. Así se mantuvo hasta 1927, este trenecito mixto, cuando la empresa foránea vendió todas sus posesiones mineras en Alhamilla. Un puente metálico del trayecto fue instalado sobre La Rambla de Almería.
 

más leídas

últimas de Economía

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería