Almería tiene respuestas al reto del cambio climático

Asempal apela la experiencia y el conocimiento de crecer en la escasez

La Confederación de Empresarios de Almería. (Asempal) en colaboración con Bankinter, citó ayer en su Foro Empresarial a casi doscientos empresarios; se trataba de conocer al presente y el futuro de la economía provincial ante los interrogantes que se están abriendo en torno a las guerras comerciales o el preocupante efecto del cambio climático.


El encargado de abrir este foro de debate fue el presidente de los empresarios almerienses, José Cano, que lejos de caer en el pesimismo apuntó que Almería puede convertirse en una referencia nacional e internacional de las acciones que es preciso emprender en estos nuevos escenarios.


El valor de saber
Ante la pregunta de si puede Almería ayudar de forma decisiva a hacer frente a los problemas que acarrea el cambio climático, su respuesta fue un rotundo ‘Sí’. Y lo explicó acudiendo al hecho de que la provincia ya vive desde hace mucho tiempo en un escenario de escasez de recursos a los que ha sabido sobreponerse.


Y en esa línea recordó que Almería “es una potencia agrícola, su modelo es un referente en materia medioambiental a nivel internacional, los cultivos bajo plástico absorben dióxido de carbono, se hace un uso eficiente y sostenible del agua y del suelo, somo expertos en seguridad alimentaria y contamos con recursos energéticos sostenibles como son las energías renovables, con las que trabajamos desde hace décadas”.


La oportunidad
Por esas razones, Cano entiende que, aunque hay aún trabajo por hacer, y margen de mejora para hacerlo, “creo que estos años tienen que ser clave para liderar ese cambio de paradigma y convertir lo que es una tremenda amenaza global en una gran oportunidad para situarnos a la cabeza de nuevos modelos que nos ayuden a sobrevivir en ese escenario de cambios”.


Y como parte de esa estrategia apeló a desarrollar el proyecto de Inversión Territorial Integrada (ITI), en el que cree absolutamente, vinculada a esa especialización en sacar partido de los recursos disponibles.


Plan de acción
Esa ITI, para la que pide el apoyo decidido de los gobiernos regional y nacional, supondría la llegada de no menos de 200 millones en ayudas al desarrollo sostenible desde Europa, que es quien ha de autorizarla.


“Por eso desde Asempal y junto a la Diputación, hemos propuesto una unidad de acción que abarca agua, energías renovables y alimentos para hacer frente al desafío de la sostenibilidad”, y cree firmemente que una inversión vinculada con la experiencia, la especialización y el conocimiento que atesora Almería, “desplegaría toda la potencia de nuestra provincia para afrontar los retos económicos, ambientales y sociales a los que nos enfrentamos”.


Los retos
Hay retos por delante, caso del agua; “necesitamos agua pero sabemos cómo conseguirla de forma sostenible”. Y añade que “hay un futuro brillante para esta tierra porque tenemos un gran capital humano, tenemos tecnología, producimos el 25% de las hortalizas de nuestro país, tenemos energías naturales por explotar y tenemos el gran mercado único; sólo necesitamos unir esas cosas”.


Cano defiende el papel del empresario que, a su juicio, “no es una profesión, sino que implica el desarrollo de capacidades de mejora continua”, pero también la necesidad de cumplir las medidas de protección de riesgos laborales, tener en consideración a los empleados y desarrollar políticas de igualdad. Es una de sus obsesiones porque cree que “las cifras de siniestralidad laboral son inasumibles desde cualquier punto de vista, y hemos de esforzarnos para acabar con esa lacra”.


El bienestar
El presidente de Asempal afirma que Almería es tierra de éxito gracias a sus 31.000 empresas y 58.000 autónomos; “ellas y sus trabajadores son responsables de que Almería haya crecido un 2,6% en el primer trimestre de esta año y de generar 8 de cada 10 euros para mantener el estado de bienestar de los almerienses y sostener nuestra calidad de vida”.


Mirando a las administraciones, José Cano puso el dedo en la llaga en torno a las demandas históricas que lastran las oportunidades, entre ellas las deficientes infraestructuras: “necesitamos despejar dudas y tener una ejecución real y ágil del AVE. decisivo para nuestra competitividad. Denunció también el exceso de trabas burocráticas al emprendimiento o la inestabilidad política, que amenaza las inversiones.

 

más leídas

últimas de Economía

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería