Andalucía permitirá la movilidad entre provincias en Fase 3

Juan Marín anuncia esta intención siempre que el Gobierno delegue esta competencia

El vicepresidente andaluz destaca que los movimientos estarán permitidos siempre que ambas provincias estén en la misma fase.
El vicepresidente andaluz destaca que los movimientos estarán permitidos siempre que ambas provincias estén en la misma fase. Europa Press

Juan Marín, vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Pública,ha informado este lunes de que la comunidad autónoma permitirá la movilidad entre sus provincias si en la Fase 3 tiene delegadas estas competencias.


Marín ha indicado que si es verdad que en la Fase 3 pasamos a tener determinadas competencias, el Gobierno andaluz planteará, a partir del 8 de junio, que se "pueda abrir la movilidad entre todas las provincias que estén en la misma fase en la comunidad". Ha indicado que hay que confiar en que los ciudadanos respeten las normas y recordárselo permanentemente, pero no podemos dejar que provincias que estén en la misma fase, no tengan esa movilidad.

En este sentido, ha dicho que si el próximo lunes el anuncio del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se cumple sobre la delegación de competencias a las comunidades, la intención del Gobierno andaluz es abrir "a la movilidad todas las provincias andaluzas que se encuentren en la misma fase", y se ha mostrado convencido de que el 8 de junio, Málaga y Granada pasarán a la Fase 3 junto a las otras seis provincias andaluzas, porque cumplen con todos los parámetros.

Ha manifestado que el turismo tiene por delante una situación compleja y viene de aportar 22.800 millones a nuestro PIB en el año 2019 y con un aumento en el primer trimestre de este ejercicio de un 6,4% en cuanto al número de turistas nacionales e internacionales respecto al mismo periodo de 2019, pero "se ha frenado en seco" porque la "movilidad ha paralizado absolutamente el sector", tanto la nacional como la internacional.

Durante su intervención en los Desayunos de Europa Press Andalucía, el vicepresidente ha manifestado que el Gobierno andaluz tiene un modelo para hacer frente a la crisis económica y social que ha generado esta pandemia que es "contrapeso" al que el Ejecutivo de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias están "implantando" y que puede ser "totalmente legítimo", pero que la Junta no comparte.

En este sentido, ha señalado que para el Gobierno andaluz es fundamental reforzar la "colaboración público-privada" en unos momentos como estos, y seguir con una política de bajada de la presión fiscal, que se ha demostrado que ha aumentado los ingresos en las arcas de la administración autonómica.

Ha defendido además el decreto de simplificación administrativa, fundamental para ponérselo "más fácil a la inversión", respetando en todo momento la legalidad vigente.

En cuanto a las relaciones con el Gobierno central durante esta situación de pandemia, el vicepresidente ha defendido la lealtad que ha mostrado la Junta desde el principio, aunque no estuviera de acuerdo con algunas decisiones que se adoptaban.

Ha manifestado que ha faltado diálogo por parte del Gobierno central con las comunidades y ha advertido de que esa asimetría en la desescalada de la que hablaba Pedro Sánchez no puede convertirse en una "asimetría" entre comunidades y ciudadanos.

En este sentido, ha señalado que Andalucía va a reclamar un trato igualitario respecto a otras comunidades y no va a permitir que se le quite "un sólo céntimo de lo que le corresponde", por acuerdos del Gobierno central con "nacionalistas y populistas" que le llevan a tomar decisiones que probablemente no le gustaría tomar, pero para evitar eso, lo que debería hacer es buscar "otras opciones en el diálogo".

En este sentido, ha considerado que el reparto de los fondos no reembolsables de 16.000 millones a las comunidades autónomas, "no puede ser un elemento para ganar favores de nacionalistas y populistas".

Por ello, ha vuelto a defender el criterio de la población para el reparto de esto fondos, apuntando que la distribución planteada por el Gobierno de la nación significa recibir 985 millones frente a los 2.500 que le corresponderían a Andalucía si se siguiera el factor poblacional. Ha señalado que no se puede permitir volver a condenar a Andalucía a la infrafinanciación. "Andalucía pierde en ese reparto muchos millones que hoy son imprescindibles", ha dicho.

Durante su intervención, Juan Marín se ha mostrado convencido de que tras la crisis sanitaria "Andalucía comienza hoy un nuevo futuro con una hoja de ruta que da certezas y que se basa en construir el futuro sobre la seguridad sanitaria y la recuperación y fortalecimiento económico. "El binomio salud-economía debe convertirse en un valor añadido", según ha dicho.

Desde el Gobierno

En una línea muy similar se ha pronunciado el ministro de Tranportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Abalos, quien ha explicado que cabe la posibilidad de permitir los desplazamientos entre provincias de una misma comunidad autónoma o incluso entre autonomías que desde el 7 de junio estén en Fase 3.

"Se puede establecer la movilidad dentro de una misma comunidad autónoma o entre comunidades autónomas que estén en la misma fase", ha explicado Abalos.

La sexta y definitiva prórroga del Estado de Alarma que el Gobierno solicitará al Congreso de los Diputados contempla dejar en manos de las Comunidades Autónomas que entren en la Fase 3 (la última prevista en el plan de transición) la duración y las condiciones de la misma, salvo en lo que respecta a la movilidad, aspecto que seguirá controlando el Ejecutivo.

Abalos ha explicado que si el Estado de Alarma termina el 21 de junio para todo el país no será posible seguir restringiendo la movilidad entre provincias como hasta ahora. Pero a partir del 7 de junio, con la última prórroga, será posible en aquellos territorios que estén en Fase 3, si así lo deciden y la evolución de la epidemia lo permite, que se pueda "establecer un nivel de movilidad bien dentro de una comunidad autónoma o incluso entre comunidades que estén en una misma fase", ha precisado el ministro.

Prueba piloto
El ministro ha confirmado el anuncio hecho por la presidenta de Baleares, Francina Armengol, con respecto a que la cuarentena impuesta a los turistas procedentes del extranjero se levantará el 21 de junio, cuando se levante el Estado de Alarma, en el archipiélago, adelantándose a la fecha del 1 de julio prevista en un principio por el Gobierno.

Abalos ha explicado que se trata de poner en marcha un proyecto piloto de "corredores seguros" para vuelos que tengan como origen y destino lugares con niveles bajos de contagios por coronavirus, como pueda ser también Canarias.

Esos días de prueba en los archipiélagos permitirán por tanto preparar la apertura más generalizada del país al turismo, ha añadido el ministro.

Preguntado por los apoyos que el Gobierno recabará este miércoles en el Congreso para esta última prórroga del Estado de Alarma (toda vez que se ha garantizado el respaldo del PNV y la abstención de ERC) Abalos ha indicado con respecto al voto de Ciudadanos, que hasta ahora ha votado sí a todas las prórrogas, que no han cambiado las circunstancias sanitarias que justifican el mantenimiento del Estado de Alarma hasta el 21 de junio. Ahora bien, ha precisado que él no lleva la negociación con los grupos.



 

Temas relacionados
Pedro Sánchez Estado de alarma Andalucía Salud José Luis Ábalos PNV Congreso de los Diputados Política Crisis económica Pablo Iglesias Movilidad España

para ti

en destaque