La Legión celebra 20 años en Viator integrada y en crecimiento

La Brigada de la Legión celebra 95 años de su fundación y 20 años de su llegada a la base Álvarez de Sotomayor 

SIN DATOS
SIN DATOS
Javier Pajarón
14:08 • 20 sept. 2015

La entrada de Juan Carlos I en el patio de armas de la base Álvarez de Sotomayor el 20 de septiembre de 1995 trascendía del simple homenaje al 75 aniversario de la fundación de la Legión. El Rey pasó revista a los 1.450 militares erguidos en la explanada como una bendición a quien emprende el camino en busca de un nuevo hogar.
Veinte años después, la Brigada de la Legión (convertida meses después en la Brigada Rey Alfonso XIII) mira Viator como su casa y como parte de un proceso de modernización y crecimiento determinante para entender su papel actual en las Fuerzas Armadas Españolas.



Durante estas dos décadas, la Brileg ha escrito páginas decisivas en su historia reciente como la incorporación de las mujeres a su estructura, la profesionalización del Ejército o las misiones multinaciones acometidas en los Balcanes, Irak, Afganistán, Congo, Mali o Líbano.


Impulso económico Además, el establecimiento en Almería del Cuartel General de la Legión (existen otras bases en Ceuta, Melilla y Ronda) ha supuesto en este periodo un enorme impacto en el tejido social y económico de Viator y su entorno. 
En el acuartelamiento trabajan unos 2.500 legionarios. Si se suma el personal no dependiente de la Brileg, como el adscrito al Campo de naniobras y Tiro o a el batallón de Transmisiones, más de 3.000 militares pivotan sobre la base almeriense.



Su incidencia es notable. Supone un impulso económico al área metropolitana de Almería, al sector servicios e incluso al mercado inmobiliario. Viator, por ejemplo, ha aumentado su población en un 40 por ciento desde el año 1996. Aunque lógicamente la Brileg no es responsable exclusivo de ese crecimiento, sí ha tenido peso específico en este fenómeno.
Como reconoce el alcalde de Viator, Manuel Jesús Flores Malpica (PSOE), muchos legionarios residen en la localidad, se han empadronado e incluso han formado y establecido sus familias en el pueblo. De hecho, únicamente una parte de los 3.000 militares vive en el acuartelamiento y la mayoría busca acomodo en Almería, Huércal de Almería, Viator o Pechina.





El Gobierno ya previó la necesidad de invertir en el traslado de la Legión a Almería y la creación de su cuartel general. En enero de 1995, por ejemplo, anunció la compra de inmuebles para personal mililtar por valor de 780 millones de pesetas en la capital almeriense.
Además, ha acometido distintos programas de mejora de la base y del Campo de Maniobras y Tiro (dependiente del Mando de Adiestramiento y Doctrina, MADOC) que han convertido Almería en una referencia para la formación y entrenamiento de los soldados de todo el país e, incluso, para unidades extranjeras desplazadas hasta la zona para ensayar despliegues en los territorios más duros del planeta.



Hoy, la Brigada de la Legión hace balance de 20 años de su llegada a Almería y celebra el 95 aniversario de su fundación con la mirada puesta en el futuro. El próximo mes de noviembre volverá a viajar a Líbano para tomar el mando de la base española en Marjayoun, donde las Naciones Unidas realizan un trabajo de pacificación en la frontera con Israel. La Brileg ya abrió la misión española en el año 2006 y ahora tiene la oportunidad de comprobar los resultados casi una década después. 



Temas relacionados

para ti

en destaque