Cuatro de los 10 enfermeros de El Acebuche son liberados sindicales

Dos trabajadores denuncian que las liberaciones dejan bajo mínimos los servicios médicos

Prisión de El Acebuche.
Prisión de El Acebuche. La Voz

Dos trabajadores de la prisión de El Acebuche han denunciado ante la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias que las liberaciones sindicales mantienen bajo mínimos la enfermería del centro


En su escrito, informan de que cuatro de los diez enfermeros -al margen de la supervisora- de los servicios médicos de la cárcel tienen distintos tipos de liberaciones, y que el uso ‘estratégico’ de las horas para permisos sindicales de algunos de los liberados hace que a menudo haya problemas para cubrir el personal mínimo necesario para atender el servicio, de forma que es frecuente que durante muchos días hayan solo tres o dos enfermeros para toda la prisión. 


Entre los 10 enfermeros del centro hay una delegada sindical de UGT con liberación completa y que por tanto no trabaja un solo día en los servicios médicos del centro, donde algunos de sus compañeros ni siquiera la conocen. Otros tres enfermeros tienen liberaciones parciales, todos ellos de CCOO: uno de ellos cuenta con 100 horas mensuales para actividades sindicales, y los otros dos 40 horas al mes cada uno.  Además, en los servicios sanitarios hay un médico que también dispone de horas para trabajo sindical.



Los denunciantes han dirigido un escrito tanto a los servicios de Inspección, como de Recursos Humanos y de Relaciones Laborales de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, así como a la Secretaría General de CCOO en Almería, Andalucía y Madrid, en el que lamentan el supuesto “uso abusivo del crédito sindical” de los delegados de CCOO y su “falta de responsabilidad y desinterés” respecto a sus compañeros.


Guardias aparte



“Los enfermeros y el médico de CCOO hacen uso constante del crédito horario de forma habitual durante su jornada laboral de mañana, y nunca en su horas de guardia”, puesto que las guardias se cobran aparte del salario como complemento de productividad, dice el escrito.


“El uso del crédito sindical siempre se produce de manera repetida en el tiempo y constante cuando los días de disfrute coinciden con los días previos o posteriores a fines de semana, festivos o vacaciones”, explican, para añadir a continuación que “hay semanas en las que solo acuden a trabajar el día de guardia, en el que nunca hacen uso del crédito horario sindical” porque se paga aparte. 


“En suma, podemos decir que con estas prácticas pueden trabajar como mucho siete u ocho días al mes”, afirma uno de los autores del escrito. Esto tiene su explicación en el hecho de que tras una guardia de 24 horas cada trabajador tiene derecho a dos días libres, a los que pueden añadirse a continuación otros dos días por horas sindicales para completar una semana entera con solo un día de trabajo efectivo.


“Uso abusivo”

Es decir, que estos enfermeros entienden que los sindicalistas no solo no colaboran ni ayudan en la organización del trabajo de sus compañeros, sino que lo dificultan y obstaculizan constantemente con este “uso abusivo” de las horas sindicales. “Como defensores de los trabajadores, jamás tienen en cuenta el personal que hay trabajando (para pedir sus permisos) ni las limitaciones organizativas y técnicas, sobre lo que muestran una indiferencia total”, aseguran.


Los denunciantes concluyen señalando que “el ejercicio de la libertad sindical no puede suponer un perjuicio para los trabajadores, y reclaman explicaciones y soluciones tanto a Instituciones Penitenciarias como a Comisiones Obreras, aunque hasta el momento no han obtenido ninguna respuesta. 


A todo lo señalado, los dos trabajadores que han presentado las quejas añaden que “para colmo, Comisiones Obreras obtuvo menos de una decena de votos en las últimas elecciones sindicales en la prisión provincial de El Acebuche, con lo que no les correspondían, ni mucho menos, los cuatro delegados ni las horas con las que cuentan, que han sido cedidas de otras administraciones” y tampoco consideran lógico que todos ellos se concentren en los servicios médicos. 


Hasta el momento, los enfermeros mantienen que solo la dirección de la prisión les ha comunicado que no puede hacer nada frente a este presunto uso indebido del crédito horario sindical y que “son los trabajadores los que tienen la pelota en su tejado”, dando por tanto a entender que se trata de un asunto de sensibilidad sindical.


"Descalificaciones falsas e injuriosas" Uno de los delegados de Comisiones Obreras en la prisión de El Acebuche ha asegurado a este diario que, ante la evidencia de que las horas sindicales reducen ciertamente en algunos días el número de trabajadores de los servicios sanitarios del centro, el sindicato “hizo la propuesta al resto de trabajadores de elaborar una petición conjunta a Instituciones Penitenciarias para reforzar el servicio”.


Este delegado, que además representa a nivel nacional al sindicato, asegura que “la prioridad siempre ha sido intentar conciliar al máximo la distribución del trabajo en el centro”, afirma. 


“Entendemos que hay una legitimación para reclamar el refuerzo de la plantilla, y si de alguna manera hubiéramos firmado todos los trabajadores del servicio un escrito, si se hubiera celebrado una asamblea para acordarlo, lo habríamos apoyado al cien por cien, pero en tanto en cuanto solo es una queja de dos personas que además hacen descalificaciones a sus compañeros, que no es que sean falsas, es que algunas podrían ser incluso injuriosas, no entendemos sus escritos como una denuncia laboral, sino como un ataque personal”, añade el delegado de CCOO.


Profesionalidad “No estamos de acuerdo con esas apreciaciones subjetivas que ponen en duda nuestra actividad sindical y nuestra profesionalidad, que demostramos, el que menos, desde hace más de 15 años, sin haber recibido ni un solo apercibimiento ni reprimenda por parte de nuestros superiores, y además siempre hemos sido respaldados por los secretarios generales de Comisiones Obreras en todos estos años”, añade.


Según los delegados sindicales de CCOO, su labor y sus horas de actividad sindical nunca han llevado a que “los servicios mínimos se hayan incumplido” y mantienen, en contra de las denuncias de dos enfermeros, que nunca han pedido horas para actividad sindical en vacaciones.

 

Temas relacionados
El Acebuche Salud Sindicatos

para ti

en destaque